El ministro alertó a la venezolana de que no bajara del avión y así evitar ser detenida

El propio Ministro del Interior, encargado de la Policía Nacional, dio instrucciones a Ábalos para aconsejar a Delcy que evitara ser detenida

Delcy Rodriguez está acusada de crímenes contra los derechos humanos y tiene prohibida su entrada en la Unión Europea y en Estados Unidos

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha reconocido que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, le pidió que la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, «no bajara del avión».

Ábalos ha explicado, en una entrevista en La Razón, que acudió al aeropuerto de Barajas para recibir al ministro de Turismo de Venezuela, Fernando Plasencia, que iba a acudir a FITUR. «Como no sabía si lo podría ver por la semana que llevábamos en el Ministerio, fui a Barajas», ha dicho.

«Llegando al aeropuerto me llama Marlaska para decirme que la ministra de Exteriores ha recibido una comunicación de la Embajada venezolana en la que le dicen que en ese avión también viaja Delcy Rodríguez. Y me dice: ‘Ya que vas, procura que no baje del avión», ha explicado.

En este contexto, Ábalos ha criticado que estos hechos se han presentado «con tintes de una película de misterio», con una «reunión secreta en un avión, de madrugada». «La realidad es más vulgar», ha asegurado.

El ministro ha subrayado que, a su llegada al aeropuerto donde acudió «en coche particular» porque no iba a recibir a Plasencia como ministro, entró «directo» a la Sala Ejecutiva y se acercó al avión, «sabiendo que estaba la vicepresidenta» venezolana aunque, según ha afirmado, «no tenía intención» de encontrarse con ella.

«El ministro Plasencia me pidió que la saludara. Y eso es lo que hice, saludarla. Por lo tanto no hubo reunión. Le recordé que no podía entrar en suelo español dadas las sanciones de la Unión Europea», ha señalado Ábalos, destacando que Rodríguez «sólo» le dijo que «seguía para Turquía».

Asimismo, ha asegurado que no saludó a la vicepresidenta venezolana en la terminal, sino que la saludó en el avión que «era alquilado, privado, porque no podía ser del Estado venezolano». «Esa es la historia», ha sentenciado.

Por último, Ábalos ha indicado que, como pide la oposición, comparecerá «la veces que haga falta» para dar explicaciones sobre lo sucedido.

«Me he reunido con la oposición venezolana más de una decena de veces en el partido, con comparecencias públicas, en privado y en el Ministerio, incluido el embajador de Juan Guaidó. Nunca me preguntaron nada», ha concluido.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mostrado su respaldo al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ante la polémica surgida por su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y ha explicado que la reunión se produjo «para evitar una crisis diplomática».