La Policía Nacional ha detenido a dos representantes de una entidad religiosa por estafar, supuestamente, 30.000 euros a varios fieles en la provincia de Málaga. La trama captaba dinero para la compra de un terreno y la construcción de un nuevo centro religioso en la localidad malagueña de Marbella, pero, según la investigación, era destinados a fines particulares de los sospechosos.

Fruto de la operación, ha detallado la Policía Nacional en un comunicado, que han detenido a una mujer y un hombre, de 46 y 64 años, ambos de origen argentino, por su presunta implicación en los hechos. Los arrestados figuran como un administrador de la tesorería de la entidad y una de las fundadoras de la misma.

La investigación se inició a raíz de una denuncia interpuesta ante la Fiscalía de Marbella por un presunto fraude, el pasado día 7 de septiembre. La víctima, seguidora de una entidad religiosa con varios centros en Málaga, denunciaba haber sido estafada por dirigentes de la misma.

Según las pesquisas, los investigados captaban fondos de sus fieles con la excusa de adquirir un terreno destinado a la construcción de un nuevo centro religioso en la localidad de Marbella. Así, establecieron unas cuantías económicas en base a distintos compromisos adquiridos por los fieles dentro de la organización, que debían abonar en forma de cuotas mensuales.

Denuncias

En total, la red habría adquirido 30.000 euros en metálico y una vivienda propiedad de una de las fieles, que esta cedió y puso a nombre de uno de los investigados, quien a su vez procedió a su reventa.

Al producirse una demora en el tiempo para la adquisición de los terrenos y obtener respuestas evasivas por los dirigentes de la entidad, varios fieles interpusieron denuncias contra dicha congregación religiosa por estafa; conociéndose hasta la fecha siete personas afectadas.

Según las indagaciones, los detenidos amenazaban a los perjudicados con la expulsión de la entidad religiosa y la retirada de «privilegios» si no realizaban sus contribuciones.

El Grupo de Delincuencia Económica adscrito a la Brigada Local de Policía Judicial de Marbella comprobó la veracidad de los hechos y localizó a los presuntos responsables, que los detuvieron en Mijas (Málaga) por su presunta implicación en los delitos de estafa y pertenencia al grupo criminal.

Estafa de mascarillas y guantes

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a un hombre de 36 años y de nacionalidad española, como presunto autor de un delito de estafa, ya que presuntamente ofrecía la venta de material sanitario y de protección contra el Covid-19, como mascarillas y guantes.

Sin embargo, tras realizar los pedidos los afectados y recibir las transferencias de ellos, no los servía. La cantidad supuestamente estafada alcanzaría hasta ahora los 69.500 euros.

En uno de los casos, presuntamente modificó el precio ofertado aumentándolo a su antojo, según han informado desde la Comisaría provincial de Málaga, apuntando que, por el momento, han sido localizadas tres víctimas en Castellón, Badajoz y Madrid.

La investigación se inició a raíz de dos denuncias realizadas en Castellón y Badajoz sobre dos presuntas estafas.

Los afectados —tres mercantiles del sector sanitario— que realizaron los encargos de material sanitario, acordaban con el investigado el precio de cada caja de mascarillas y guantes.

Pero, el supuesto proveedor, cuando se disponía a facturar, incrementaba considerablemente el precio que había acordado inicialmente con los compradores.

Además, según las pesquisas, ofrecía estos productos y, cuando recibía los abonos bancarios como señal de compra, no proveía la mercancía a sus destinatarios.

Durante las indagaciones, los agentes han tenido conocimiento de que habría nuevas víctimas, concretamente, otra mercantil ubicada en Madrid y a la que habría llegado presuntamente a estafar 63.000 euros con el mismo modus operandi.

El valor total estafado por el encartado en la investigación asciende a 69.500 euros, habiéndole intervenido facturas falsas por valor de 40.000 euros.

Por tales motivos, se procedió a la identificación, detención y puesta a disposición judicial de este distribuidor como presunto responsable de un delito de estafa.