El dispositivo especial de la Policía Local de Sevilla para el control del ocio nocturno y el cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias para hacer frente a la propagación del Covid-19 impuesto durante la noche del viernes a este sábado un total de 226 denuncias por hacer botellón y por no llevar mascarilla.

Según concreta en una nota de prensa el Ayuntamiento, el dispositivo ha vuelto a impedir que se produjeran grandes concentraciones de personas. Pretendían hacer botellón en la vía pública. De forma que ha desarrollado por un lado una labor preventiva, y por otro, una atención especial en determinadas zonas.

Esto ha posibilitado detectar e interponer sanciones a personas que participaban en estas pequeñas concentraciones, que se han llevado a cabo en zonas como Parque Guadaíra, Alameda, Arroyo, Sevilla Este, el Porvenir, algunas zonas del río, Plaza de Armas o distintos puntos del Casco Antiguo, entre otras.

Además, la Policía Local de Sevilla detectó y denunció al conductor de un vehículo que repartía lotes de alcohol por la noche y de madrugada a domicilio de forma irregular. Todas las botellas que llevaba en su interior fueron requisadas.

Control de los establecimientos

El dispositivo especial también ha realizado labores de control de los establecimientos, que ha concluido con el precinto de una actividad y la formulación de denuncias a otras siete. En concreto, la Policía Local procedió al precinto de un establecimiento ubicado en la avenida Diego Martínez Barrios por graves irregularidades, dado que ejercía la actividad con incumplimiento de las medidas de seguridad sanitarias con 22 clientes en su interior.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha señalado que el Ayuntamiento «cuenta con un amplio dispositivo policial en la calle. Y se está trabajando en distintos puntos de la ciudad para evitar situaciones que suponen un grave riesgo para la salud pública. Sin embargo es imprescindible la responsabilidad y la concienciación ciudadana». «Seguimos endureciendo los controles y las sanciones pero la ciudadanía y, especialmente los jóvenes, deben cumplir la normativa porque está en riesgo la salud de toda la población».

Otros precedentes

Hay que recordar que, recientemente, la Policía Local de Sevilla ha interpuesto un total de 190 denuncias por ‘botellón’, no llevar mascarilla y ruidos durante un amplio dispositivo desarrollado en el transcurso de la pasada madrugada para impedir las concentraciones nocturnas de personas en los lugares más frecuentados por los jóvenes.

Según ha informado el Ayuntamiento hispalense en un comunicado este sábado, dicho dispositivo se desarrolló en dos fases, de las que la primera se inició a partir de las 20,00 horas para anticiparse al inicio de estas concentraciones.

El segundo contingente policial comenzó su labor a las 22,30 horas. Este actuó durante la madrugada en distintas zonas para disolver los grupos que se habían formado.

En ambos casos, la intención era, además de impedir el consumo de alcohol en la calle, garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias frente al contagio por Covid-19. Teniendo en cuenta, además, el derecho al descanso de los vecinos, según confirma el Ayuntamiento de Sevilla.