Físicos de la Universidad de Leiden han establecido un nuevo récord al construir el barco más pequeño de la Tierra (que incluso puede zarpar en el agua), con una sofisticada impresora 3D.

De proa a popa, este pequeño bote, el más pequeño de la Tierra, mide 30 micrómetros, aproximadamente un tercio del grosor de un cabello. Ha sido impreso en 3-D por los físicos de Leiden Rachel Doherty, Daniela Kraft y sus colegas. El microbote no tiene hélice, informa la universidad en un comunicado.

La imagen fue hecha con un microscopio electrónico y se puede encontrar en su artículo sobre micro nadadores sintéticos de impresión 3D en la revista científica Soft Matter.

El grupo de investigación de Kraft investiga los micro nadadores, pequeñas partículas que se mueven en fluidos como el agua, que se pueden seguir con un microscopio. Uno de sus objetivos es comprender a los micro nadadores biológicos, como las bacterias.

La mayor parte de la investigación de este tipo se lleva a cabo sobre partículas en forma de esfera, pero la impresión 3D ofrece nuevas posibilidades, como muestran los investigadores en este artículo. También imprimieron partículas en forma de espiral, que giran mientras son impulsadas a través del agua.

Sobre los barcos pequeños

La industria de los cruceros ha venido convirtiéndose, estos últimos 20 años, en el paradigma del turismo de masas, globalizado.

El llevar en barcos enormes a gente de 50 naciones diferentes (entre huéspedes y tripulantes) por recorridos que enhebran puertos de diversos países parece una misión imposible en un mundo fragmentado por el Covid-19.

Sin embargo esta realidad, que roza el guión de alguna película que muestra una distopía como escenario habitual, despierta también la creatividad y la iniciativa a la hora de tratar de adiestrar esa «nueva normalidad» que las circunstancias disponen.

La presidenta de la Asociación de Cruceros de Nueva Zelanda (NZCA)Debbie Summers, y el CEO (de la misma asociación), Kevin O’Sullivan, pidieron al gobierno que permita el regreso de pequeños barcos de lujo para ofrecer itinerarios de Nueva Zelanda a los neocelandeses.

Esta propuesta viene a raíz de la decisión del gobierno, tomada esta semana, de suspender la operación de cruceros en aguas de Nueva Zelanda indefinidamente. De esa forma la NZCA ha pedido a sus miembros que se pongan en contacto con el Ministro de Turismo del país oceánico Kelvin Davis para apoyar su slogan: «Kiwi Cruising for Kiwis».