«Las Hermandades no deben convertir sus elecciones en un proceso civil»

Vicente Sánchez decide hacer público su proyecto de legislatura en la Candelaria

La Hermandad de la Candelaria vuelve a celebrar este viernes 25, en una segunda necesaria vuelta, su Cabildo de Elecciones. Vicente Sánchez López es uno de los dos candidatos que de nuevo concurre a las urnas. El otro candidato, Manuel Martínez Pina, obtuvo el mayor número de votos en la primera celebración electoral -sólo le faltó dos votos para alcanzar la mayoría necesaria-. El tercer candidato en liza, Vicente Vargas Atienza, ha retirado su candidatura para esta repetición del Cabildo General Extraordinario de Elecciones.

Vicente Sánchez, un veterano reconocido de la cofradía de la Plata, subraya que “esta candidatura ha decido hacer público los proyectos de gestión para la Hermandad, a petición de muchos hermanos que en el anterior periodo electoral, reconocieron no tener juicio de valor para apoyar o no a la misma. Por lo tanto, en deferencia a estos hermanos y al resto de la Hermandad y cofrades en general, ponemos en conocimiento dichos proyectos para interés de los mismos”.

Vicente entiende que “las Hermandades y Cofradías no deben convertir sus procesos electorales en un procedimiento civil y crear con ello división o confrontación. Por ello, consideramos que dentro de la legitimidad que nos corresponde al igual que al resto de candidatos presentados, debemos velar principalmente por el servicio a la Iglesia, así como a nuestra Hermandad y con un amplio sentido de fraternidad y humildad”.

Los proyectos del equipo de Sánchez López son, entre otros los siguientes: Realzar y dotar los Cultos y Procesión en honor del Santísimo Sacramento del Altar . Recuperar la identidad e idiosincrasia de la Hermandad y Cofradía. Estudio de volver a sacar la Cofradía y Titulares desde el interior de la Parroquia de Santa Ana. Gestionar con el Obispado de nuestra Diócesis la recuperación de algunas dependencias de la parroquia de Santa Ana para la Hermandad que fueron realizadas para uso y disfrute tanto de la parroquia, como de la Hermandad y que constan en el acuerdo de la construcción de la actual Casa de Hermandad.

Creación de la Obra Social denominada “Santa mujer Verónica”. Inicio de proyecto de bordado de manto para María Santísima de la Candelaria con presupuestos ordinarios y ordinarios exteriores a los actuales ingresos normales de la Hermandad. Recuperación en el Salón Parroquial de la colocación de dos cuadros con la imagen de nuestros Amantísimos Titulares. Formar a través de la Delegación de Cultos, poner en marcha la formación necesaria para todos aquellos hermanos que lo deseen en el aprendizaje de la celebración y participación en los actos de la parroquia como en los celebrados por la Hermandad.

Iniciar el estudio sobre la necesidad de revisión de la orfebrería del Paso de Palio. Actualización de los Estatutos y Régimen Interno de la Hermandad. Iniciar el proyecto de instalación de ascensor o montacarga de acceso a las diferentes plantas de la Casa de Hermandad incluida la azotea. Establecer acuerdos con el Ayuntamiento de nuestra ciudad, con la Asociación de Vecinos del Barrio de la Plata y Colegio Isabel La Católica para la realización de actividades conjuntas. Etcétera, etcétera…

Según Sánchez, “deseamos que nuestra Hermandad vuelva a estar unida, y para ello, empezaremos por tratar a todos los hermanos por igual, independientemente de su nombre, de su apellido, de su antigüedad, de su cargo o de su sexo y/o edad. Sabemos que es algo que siempre genera conflictos y para ello, entre todos deberemos hacer un esfuerzo en cerrar viejas heridas. De lo contrario, la gestión estará abocada al fracaso una vez más, independientemente de quién dirija a la Hermandad”.