Denuncian un mayor «deterioro de la calidad del aire» por el tráfico de Lagoh

Varios grupos de la zona sur han declarado que el complejo provoca «un impacto potencial» en el medio ambiente de Los Bermejales y Heliópolis

Las asociaciones Parque Vivo del Guadaíra, Bermejales Activa y Foro de Heliópolis, críticas con el nuevo centro comercial Lagoh, inaugurado hace casi un mes en el sector Palmas Altas de la capital andaluza con diversos avisos respecto a su incidencia en la movilidad, se han dirigido a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, alertando de un mayor «deterioro de la calidad del aire» como consecuencia del tráfico asociado al nuevo recinto.

Estos colectivos exponen que la estación de control de calidad del aire del paseo de Europa, en Los Bermejales, registra frecuentemente «episodios de alta contaminación por ozono troposférico y por partículas provocados fundamentalmente por la combustión de los vehículos de motor».

A continuación, y con relación al nuevo centro comercial, los colectivos avisan del «aumento diario de varias decenas de miles de vehículos» en la zona, extremo «estimado por el propio promotor en 54.000 viajes los viernes, valores infravalorados como se ha demostrado estas semanas», durante las cuales diferentes voces han señalado las retenciones registradas en los accesos al nuevo centro comercial.

Por eso, estas asociaciones indican que el complejo provoca «un impacto potencial» en el medio ambiente de Los Bermejales y Heliópolis, «barrios muy próximos con alta densidad de población, dado que el centro de este sector urbano se localiza a una distancia próxima al kilómetro del centro comercial, existiendo áreas habitadas y un colegio (CEIP Marie Curie) a menos de 300 metros».

Así, temiendo un mayor «deterioro de la calidad del aire», estos colectivos solicitan a la Consejera «un especial seguimiento de la calidad del aire de los barrios del sur de Sevilla», para lo que le requieren un informe de las incidencias observadas y su evolución comparativa «antes y después de la entrada de servicio del centro comercial en Palmas Altas».

Además, las asociaciones denuncian los «daños» que las obras del centro comercial habrían ocasionado en el carril ciclista y peatonal preexistente perimetral a la parcela de Lagoh, que ha sido «parcialmente ocupado por las obras y se ha perdido».

«El arbolado y el seto de adelfas preexistente en parte también ha desaparecido y otra parte está dañado al no ser protegido durante las obras, y su entorno se encuentra muy deteriorado, pese a que se han realizado plantaciones parcialmente que también se encuentra en regular estado», concluyen los colectivos.