Agentes de la Policía Nacional han detenido en Almería a tres personas supuestamente relacionadas con dos cultivos de marihuana ocultos en el interior de dos viviendas propiedad de la misma familia. Los arrestados son el padre, la madre y el hijo de 24 años de edad, y se han decomisado 407 plantas.

La investigación policial culminó recientemente cuando la Policía Nacional procedió a la entrada y registro en dos viviendas, una situada en la carretera de Venta Cabrera a Viator, y la otra en la localidad de Pechina.

Según ha informado la Comisaría, existían indicios de que en su interior albergaban un complejo sistema de regadío y temperatura idóneos.

Dichas construcciones presentaban las características propias de las plantaciones indoor de marihuana; fuerte olor en la zona, máquinas de aire acondicionado funcionando las 24 horas del día, y vigilancia intensa en la zona por parte de los arrestados.

Las ventanas de los inmuebles, permanecían cerradas durante todo el día o se encontraban tapiadas. El objetivo era impedir accesos no deseados, o no revelar realmente el uso que a la vivienda se le estaba dando.

Durante el registro, Policía Nacional intervino 407 plantas de marihuana, 59 focos, 59 transformadores, seis extractores, cinco filtro de aire, 46 cartuchos de diferentes calibres, una báscula de precisión y 500 euros en efectivo.

El operativo policial ha concluido con la detención del matrimonio y su hijo como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, al existir dos acometidas eléctrica ilegales que suministraban la energía que demandaban las plantaciones, sin que las mismas quedasen registradas en un contador.

Más cultivos en la provincia de Almería

La Guardia Civil ha desmantelado un cultivo ‘indoor’ de marihuana y ha decomisado 121 plantas en el interior de un vivienda ocupada de Roquetas de Mar (Almería).

La investigación se inició al tener indicios de que había una plantación en el interior de una casa y en paralelo a un procedimiento para la recuperación y posesión de una vivienda.

Tras finalizar la inspección, los agentes procedieron a la intervención de 121 plantas de marihuana, dos equipos completos de aire acondicionado, 17 reflectores y balastros, 23 lámparas de 600 vatios, cuatro extractores de aire, cuatro filtros, ocho ventiladores, 12 portalámparas y un cuadro eléctrico.

Los agentes también verificaron la existencia de un total de 15 incidencias acometidas ilegales a la red eléctrica. De las cuales, 14 se llevaron a cabo en las viviendas colindantes y personal técnico de Endesa las neutralizó.