Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a un hombre de 40 años y nacionalidad española por robar supuestamente un patinete eléctrico a un ciudadano para, a continuación, abandonarlo a escasos metros al no saber manejarlo.

Los hechos ocurrieron el pasado 22 de septiembre, a última hora de la noche, en el distrito de Churriana de la capital.

La víctima comunicó que había sufrido un robo por parte de un varón al que conocía de vista. Así, una patrulla acudió rápidamente al lugar y se entrevistó con el perjudicado.

Según las indagaciones, el sospechoso se acercó al denunciante y le exigió dinero de manera insistente. Ante la negativa del ciudadano a facilitarle la cartera, el asaltante hizo ademán de propinarle un puñetazo y, acto seguido, le arrebató un patinete eléctrico tras un intenso forcejeo.

Para sorpresa del dueño del patinete, el asaltante intentó huir en el vehículo pero desistió apenas unos metros más adelante al no saber manejarlo. El presunto autor arrojó el patinete a la acera y huyó de la zona a pie, han precisado desde la Policía Nacional.

Con los datos aportados del responsable, los agentes iniciaron una búsqueda por la zona de los hechos y lograron localizar e identificar a un hombre que reunía las características facilitadas por la víctima. Finalmente el agresor fue detenido como presunto responsable de un delito de robo con violencia.

A la fuga en patinete eléctrico

El pasado 9 de abril en Málaga un hombre de 20 años y de nacionalidad marroquí, se dio a la fuga en un patinete eléctrico al darle el alto policial.

Los agentes le dieron el alto a un joven que viajaba en un patinete eléctrico, en virtud del estado de alarma. El hombre hizo caso omiso a las indicaciones y se dio a la fuga, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Durante la persecución el conductor del patinete, para eludir a los agentes, no dudo en golpear con el patinete el vehículo policial. Seguidamente, los policías interceptaron al joven que resultó arrestado como presunto autor de un delito de desobediencia.

El autor de los hechos fue a disposición del Juzgado de Instrucción de detenidos en funciones de guardia de Málaga.