La Guardia Civil ha detenido esta madrugada del 24 de septiembre a 15 personas en un alijo en la playa Varadero de San Pedro Alcántara, en un operativo apoyado por efectivos de la Policía Local de Marbella (Málaga) y de la Policía Nacional.

Fuentes de la Guardia Civil ha confirmado que se han interceptado cuatro vehículos y en el interior de uno de ellos se hallaron 400 kilos de hachís en 12 fardos.

Además, un quinto vehículo logró escapar después de golpear a un coche del instituto armado al que causó daños pero sin provocar heridos.

Los hechos han tenido lugar alrededor de las cinco de esta madrugada en la playa marbellí cuando la Guardia Civil detectó una embarcación sospechosa. Debido a esto, establecieron un operativo que dio como resultado la detención de 15 personas.

Precisamente, las mismas fuentes han precisado que en la madrugada del lunes al martes se produjo otro alijo, en esta ocasión en una playa del municipio malagueño de Mijas.

En la huida, uno de los vehículos embistió frontalmente al de la Guardia Civil, causando heridas leves a dos agentes que resultaron con heridas leves. Así, comenzó una persecución que finalizó en la localidad de Fuengirola. Esta operación continúa abierta.

Otra operación de narcotráfico en la provincia de Málaga

Agentes de la Policía Nacional de Málaga y de las Policías de Holanda y Bélgica, bajo la coordinación de Eurojust, han detenido a 16 personas.

Sus edades están comprendidas entre los 25 y los 68 años. Se trata de una acción internacional contra una red delictiva presuntamente dedicada al narcotráfico. Así, varios registros han tenido lugar en la provincia de Málaga.

Los arrestados introducían, a través de puertos españoles, cocaína camuflada en contendedores de fruta. Asimismo, la distribuían en diferentes países de Europa; principalmente en Holanda, según ha informado la Policía Nacional de Málaga a través de un comunicado.

La operación se ha desarrollado de forma simultánea en diversas localidades de España, así como en Países Bajos, Bélgica, Hungría y Eslovaquia.

De esta forma, se han intervenido drogas, armas de fuego y dinero en efectivo; procediéndose a la incautación de docenas de coches.

Esta operación se ha llevado a cabo tras una amplia y prolongada investigación. Para la misma, ha sido necesario el despliegue de casi 1.000 policías.