El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y la Policía Local de Castro del Río (Córdoba) investigan el asesinato de un perro. Supuestamente encontraron al animal ahorcado y mutilado en dicho municipio, y ha sido la protectora local ‘Dejan Huella’ quien ha puesto la denuncia.

Los hechos han ocurrido a comienzos de esta semana, cuando la foto del canino se ha difundido a través de las redes sociales del influencer cordobés Rafalcor. De esta forma la noticia llegó hasta la protectora local, que ya ha formulado la denuncia correspondiente ante la Policía Local.

Mientras, el Ayuntamiento ha publicado un comunicado en el que ha lamentado «los crueles hechos difundidos en redes sociales en las últimas horas y que unen el nombre del pueblo a un acto absolutamente reprobable».

El consistorio y la protectora local ‘Dejan Huella’ condenan este hecho y «cualquier tipo de maltrato animal«.

El alcalde del municipio cordobés, Salvador Millán, ha mantenido conversaciones con la Policía Local y la Guardia Civil, para «ofrecer cuanta colaboración sea posible».

«Es una pena que nuestro pueblo se vea dañado con esta imagen y que sean situaciones así las que difundan el nombre de Castro del Río», ha manifestado el Ayuntamiento en la nota.

Por último, agrega que «si alguien puede aportar cualquier información de utilidad puede contactar con Policía Local o Guardia Civil».

Maltrato animal en el Código Penal

El Partido Animalista (PACMA) reclama la modificación del Código Penal en este ámbito para que las penas sean superiores a 2 años. Debido a que con la legislación actual, es «prácticamente imposible» que una persona sin antecedentes cumpla pena de cárcel por maltrato animal, algo que otorga impunidad a los maltratadores.

Además del endurecimiento de las penas, pide la protección de todos los animales, incluyendo también a los considerados silvestres; la inclusión explícita del maltrato psicológico, y no solo físico, hacia los animales; y la obligatoriedad de socorrer a un animal cuando se encuentra en peligro.

Asimismo, exige la consideración del abandono como maltrato animal con todas sus consecuencias; y la condición de agravante para la utilización de los animales para ejercer violencia machista.

El objetivo del Partido Animalista con estas propuestas es cambiar la «lamentable realidad» y contribuir a la modificación del Código Penal. Esta propuesta tiene como objetivo proteger a los animales, pues a día de hoy, los maltratadores se sienten impunes.