El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco (PP), ha emitido un bando municipal. Por el mismo, con carácter «temporal» y, a raíz de la crisis sanitaria derivada del Covid-19, se flexibilizarán algunas condiciones; todas ellas, para favorecer terrazas, sillas y veladores a los establecimientos hosteleros. El fin es «conservar puestos de trabajo» y «evitar cierres de locales empresariales en un momento especialmente incierto».

Así, los establecimientos autorizados que se encuentren en la zona acústicamente saturada, podrán solicitar sillas y veladores con horario máximo hasta las 23,00 horas. De esta forma, no se considerará una ampliación de la actividad, mientras que se mantengan las limitaciones de aforo de estos establecimiento.

La medida, adoptada tras las protestas de los últimos días por parte de los hosteleros y empresarios del ocio nocturno, permitirá a los locales que reúnan los requisitos de sillas y veladores en el exterior de sus establecimientos; todo ello, sin que tengan que cambiar de actividad.

Según apunta el mismo bando, «la calificación de zona saturada se define por incumplimiento de los objetivos de calidad acústica en período noche; que se inicia a partir de las 23,00 horas».

La decisión municipal también permitirá ampliar el periodo temporal establecido para las terrazas sobre tarimas establecido en la vigente ordenanza de terrazas, «mientras dure la situación de alerta sanitaria y existan limitaciones al pleno ejercicio de su actividad de los establecimientos de hostelería».

Qué deben hacer los locales interesados

Los establecimientos interesados tendrán que formular una solicitud de ampliación del ámbito temporal para el presente ejercicio; hasta el 31 de diciembre de 2020, por escrito. Además, se resolverá previo informe favorable de las áreas municipales con intereses concurrentes.

«En el ejercicio 2021 y, mientras dure la situación de alerta sanitaria, se podrá solicitar igualmente ampliación del período», añade el primer edil de Almería. El mismo, espera que estas medidas «tengan un efecto positivo y beneficioso; no solo para el sector, sino también para el conjunto de la sociedad almeriense».

El bando apela «a la responsabilidad personal de todos y a la necesaria colaboración de empresarios, trabajadores y clientes» para aplicar las medidas de «reactivación» de la hostelería.

Se trata de una actividad que «aporta calidad de vida y relevancia turística a nuestra capital. Es, por tanto, fuente de sustento y creación de empleo para miles de almerienses».