La Policía Local ha detenido a un hombre de 30 años, natural de Finlandia y vecino de Almería, acusado de atacar «por sorpresa» con unas tijeras a un agente. Al mismo, le ocasionó heridas en la cara, mientras que a otro le dio un puñetazo.

Todo ello ocurrió después de que la Policía Local acudiera a una vivienda de la calle Regocijos, tras recibir una denuncia por un posible caso de violencia de género.

Los hechos se produjeron sobre las 23,25 horas, cuando una llamada al 092 alertaba de un presunto episodio de violencia machista en un inmueble de la citada calle; así lo ha informado el Ayuntamiento de Almería en una nota.

Tijeras de 15 centímetros

Una patrulla se desplazó de inmediato al lugar. Asimismo, los agentes subían por las escaleras; el agresor, por su parte, «oculto tras una columna del rellano de la tercera planta, se abalanzó sobre ellos armado» con unas tijeras de 15 centímetros de longitud.

El hombre hirió a un agente de la Policía Local en el rostro, en la parte superior del pecho y espalda. Por ello, tuvo que ser trasladado al Hospital Torrercárdenas, aunque su estado no reviste gravedad.

Los dos compañeros del herido a causa de las tijeras procedieron a detener al individuo, que ofreció una «gran resistencia»; de manera que tuvieron que pedir refuerzos. El arrestado habría propinado un puñetazo en un ojo a otro de los agentes. Todo ello, antes de ser inmovilizado y trasladado a las dependencias policiales; trayecto que recorrió golpeándose la cabeza contra la mampara del vehículo policial.

Los agentes de la Policía Local de Almería intervinientes acudieron a la vivienda de la víctima. Esta presentaba diversas heridas en su cuello. Además, les manifestó que el detenido se puso violento tras haber estado bebiendo toda la tarde.