Cuatro niños y dos monitoras de una de las clases de la guardería ‘La Cabrita’ de Punta Umbría (Huelva) son positivos en coronavirus. Por tal motivo, el equipo de gobierno del Ayuntamiento ha trasladado su apoyo a toda la comunidad educativa y a la propia escuela, la cual ha cerrado ese aula y siguen en funcionamiento el resto de clases.

Según ha informado la guardería a través de su perfil en la red social Facebook, el pasado sábado día 19 de septiembre a las 13,00 horas, las autoridades sanitarias confirmaron un positivo por coronavirus en una de sus monitoras.

Inmediatamente, se aplicó el protocolo correspondiente. Durante esa misma tarde, se puso en conocimiento de esta situación a las familias de ese aula y el domingo al resto de clases.

Han apuntado que, esa misma mañana, se realizaron pruebas de PCR al alumnado de ese aula y a su tutora. Además, desde el Servicio Andaluz de Salud, les indicaron que la tutora de ese aula, junto cuatro de sus niños, dieron positivo en Covid-19 en los tests PCR.

A ellos se suma el positivo de la monitora auxiliar, que se dio a conocer el pasado fin de semana. Todos ellos han sido y siguen siendo asintomáticos. A continuación, se comenzó con el rastreo a las familias y la escuela sigue «todas las instrucciones sanitarias que se vayan marcando».

La guardería agradece las muestras de apoyo

Tras mandar un abrazo a la profesional y a las familias de los pequeños, la dirección de esta escuela infantil ha agradecido todas las muestras de apoyo. Asimismo, ha pedido «la máxima prudencia y todo el apoyo en estos momentos difíciles».

Por su parte, según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Punta Umbría ha querido lanzar un mensaje de ánimo y de apoyo «a la comunidad educativa de la guardería La Cabrita» ante los casos positivos de coronavirus que se han dado en el centro.

La concejal delegada de Educación del Ayuntamiento puntaumbrieño, Melissa Fernández Ferrera, ha indicado que desde que se conoció el primero de los casos positivos «están en contacto tanto con la guardería como con el centro de salud de la localidad».

Seguimiento de los casos positivos

La edil puntaumbrieña ha señalado que se han puesto en marcha los distintos protocolos. Además, ha pedido a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía «las máximas medidas de control y seguimiento de los casos».

Melissa Fernández Ferrera ha hecho un llamamiento a «la calma y tranquilidad»; aunque ha señalado que entiende «perfectamente» y considera «lógica la preocupación de los padres y madres ante los positivos».

Del mismo modo, ha querido mandar «un fuerte abrazo a las familias afectadas» y les ha deseado «una pronta recuperación a los niños y las monitoras que han dado positivo en coronavirus».

Apoyo al IES Saltés en sus demandas

De otro lado, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Punta Umbría ha ofrecido al Instituto de Enseñanza Secundaria Saltés, y a la delegación de Educación de la Junta de Andalucía, las salas y aulas del centro cultural de la localidad; todo ello «para que el alumnado pueda mantener los distintos protocolos de seguridad durante las clases».

Varios miembros del equipo de Gobierno han mostrado su apoyo al AMPA Mar de Leva del Saltés. Además, se han sumado a las protestas convocadas por los padres y madres «ante la falta de garantía en el mantenimiento de las distancias de seguridad en el centro».

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Punta Umbría, Luis Manuel Alfonso, ha remarcado que «desde el Consistorio se ponen a su lado en las reivindicaciones». Asimismo, ha solicitado a la Junta de Andalucía «la dotación de todo el personal necesario y de material. Lo importante es que los alumnos puedan recibir sus clases en las mejores condiciones y con las máximas garantías de seguridad frente al coronavirus».

Luis Manuel Alfonso también ha indicado que, desde el inicio del curso y, dentro del paquete de medidas de apoyo al IES Saltés, dos trabajadores del área de Juventud del Ayuntamiento de Punta Umbría realizan diariamente labores de apoyo para el control de las medidas de seguridad en el recreo o en los cambios de clases.