Pablo Iglesias e Irene Montero denuncian tuits amenazantes contra sus hijos

El vicepresidente y la ministra de Igualdad han solicitado la apertura de una investigación contra los titulares de las cuentas

Pablo Iglesias y su pareja Irene Montero han presentado una denuncia tras recabar diferentes tuits amenazantes contra sus hijos, así como por el lanzamiento de objetos contra su lugar de residencia en Madrid.

El vicepresidente del Gobierno y la ministra de Igualdad han registrado en la comisaría una denuncia por dos publicaciones en Twitter del pasado 18 de agosto. En los mismos se decía que sus hijos, ambos menores, iban a ser “carne de colleja” en su centro de estudios. En el segundo, se hablaba de que a Aitana, Leo y Manuel Iglesias los iba “a inflar a hostias”.

Ambos políticos han adjuntado imágenes de los tuits y han solicitado la apertura de una investigación contra los titulares de las cuentas. Asimismo, explican que uno de los perfiles ya se ha cerrado por parte de Twitter, pero piden que los resultados se trasladen a los juzgados.

En palabras de Iglesias y Montero, las publicaciones tuvieron una gran repercusión en redes sociales, siendo compartidas por miles de personas. También generaron centenares de comentarios, resaltando que estos mensajes suponen una “incitación al odio y a la violencia”. También señalan que los mensajes iban dirigidos a menores de edad, “que deben gozar de una especial protección».

Lanzamiento de objetos y gritos

Por otro lado, en lo que respecta a la segunda denuncia, los ministros señalan que el 22 de agosto, los miembros de seguridad encargados de la vigilancia de su domicilio observaron a varias personas cerca de la fachada arrojando objetos contra la casa y lanzando gritos contra los miembros de Podemos.

Según han apuntado, los responsables fueron cuatro individuos, que no llegaron a ser capturados ni por la Policía Nacional ni por la Guardia Civil. Iglesias, ante tales hechos, ha pedido que se abra una investigación con el objetivo de presentar una querella criminal contra los infractores.