La residencia Matía Calvo, protegida contra el Coronavirus

La plantilla de profesionales ha sido prevenida y se le han comunicado nuevas medidas de protección

El pasado fin de semana la residencia de mayores Matía Calvo, dependiente de la Diputación de Cádiz, ha tenido conocimiento del positivo confirmado a través de prueba PCR de una trabajadora de su plantilla.

Por ello, desde la dirección del centro, según el ente provincial, ya se han activado los protocolos definidos para este supuesto y se han adoptado las primeras medidas urgentes, la cancelación de las visitas a los usuarios y las salidas del centro.

Permanente contacto con el centro

Los usuarios, entre los que no hay registrado ningún caso actualmente, y sus familiares, han sido informados de la situación.

Asimismo, la plantilla de profesionales ha sido prevenida y se le han comunicado nuevas medidas de protección que se suman a las que se han venido adoptando durante el estado de alarma y posterior fin del confinamiento.

La trabajadora afectada y un compañero con quien compartía el mismo turno ya han sido relevados del servicio.

En paralelo, se está definiendo el mapa de contactos que ha podido mantener desde su contagio.

Delimitación de las cuarentenas

Para ello se ha celebrado una reunión entre responsables de epidemiología y de sanidad del distrito para delimitar quienes han de ser sometidos a cuarentenas o apartados del contacto del resto de usuarios y trabajadores.

Se da la circunstancia de que se trata de una incorporación reciente, de refuerzo de verano, contratada de acuerdo a los protocolos de prevención que marcan las autoridades sanitarias para residencias de mayores en este contexto.

Primer caso detectado

Se trata del primer caso detectado en la residencia Matía Calvo desde el inicio de la crisis sanitaria.

No obstante, aunque no ha sido necesario, el centro tiene previsto un plan para esta contingencia que incluye la posibilidad de habitar espacios de aislamiento si se detectaran.