Deciden casarse por videconferencia sin conocerse en la vida real

La pareja tuvo que casarse a distancia, ya que ninguno de los dos podía volar al otro país debido al Coronavirus

Cíntia Araújo, una brasileña de 39 años, y Timo Arnstadt, un alemán de 45 años, contrajeron matrimonio a través de una videoconferencia después de 20 días de comunicación en línea.

La pareja tuvo que casarse vía virtual ya que no podían encontrarse en persona debido a la pandemia del Coronavirus.

Según contó la mujer, su futuro prometido fue presentado a ella por un amigo común, un pastor local.

Luego Cíntia y Timo, que trabajan en Kenia, comenzaron a comunicarse en línea y encontraron mucho en común. «El primer día, sin conocernos, hablamos durante dos horas», recuerda la brasileña.

Ambos incluso dejaban las cámaras prendidas durante 24 horas para estar constantemente juntos, como si vivieran en la misma casa. Menos de un mes después, Timo le propuso matrimonio a Cíntia y ella dijo que sí.

Sin embargo, la pareja tuvo que casarse a distancia, ya que ninguno de los dos podía volar a otro país debido a la pandemia de Covid-19.

La ceremonia nupcial, realizada por videollamada, fue presenciada por los familiares de los novios.