Varias zonas de España regresan al Estado de Alarma por los rebrotes

Zaragoza se encuentra en la Fase 2, mientras que Totana retrocede hasta Fase 1

La ciudad de Zaragoza y las comarcas Central, del Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe y Los Monegros volverán este viernes a la fase 2 de la desescalada «tal cual la definió el Ministerio de Sanidad», esto es sin flexibilizar, también sin franjas horarias.

La causa es el aumento de los casos de Covid-19, con 959 positivos acumulados desde el pasado lunes, 1.852 desde el viernes 17 de julio, 1.386 de ellos en la provincia de Zaragoza.

Al retroceder a la Fase 2 se restringe el ocio nocturno, con el cierre obligatorio de los establecimientos a las 24.00 horas y se adoptan más decisiones: Las peñas recreativas deberán cerrar y no se podrán realizar botellones. Además, las agrupaciones sociales podrán reunir a un máximo de 10 personas tanto en el espacio público como en el privado.

A la vez, seguirán en la fase 2 flexibilizada las Comarcas de La Litera, el Cinca Medio y las ciudades de Huesca y Barbastro. El resto de la Comunidad Autónoma continúa en la nueva normalidad.

Lo ha anunciado la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, en rueda de prensa, apuntando que este miércoles se han notificado 325 casos y este jueves han sido 422, de los que 333 corresponden a Zaragoza, 65 a Huesca y 14 a Teruel. La mayoría son asintomáticos, pero se ha constatado un aumento «leve pero sostenido» de hospitalizaciones en planta y en UCI.

«Disponemos de margen de maniobra, el sistema sanitario no se pone en riesgo en estos momentos», ha dicho Repollés, puntualizando que el repunte «nos obliga a gestionar como hemos venido haciendo», modificando desde este viernes «un poquito» las decisiones adoptadas con anterioridad, desde que el 13 de julio el Ejecutivo aragonés estableció como obligatorio el uso de las mascarillas.

Repollés ha dejado claro que «lo más importante es que mantengamos las medidas de higiene personal y el uso de la mascarilla, y que restrinjamos lo más posible las agrupaciones». Ha subrayado que no se modifica la movilidad, de manera que continúa la recomendación, no obligación, de no salir de los municipios en Fase 2. «Seamos sensatos», ha dicho.

La titular de Sanidad ha hecho notar que se ha incrementado «muchísimo» la realización de pruebas PCR de diagnóstico, entre 2.700 y 3.000 diarias, y que otro laboratorio se ha incorporado para aumentar la capacidad.

Perfil

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha expresado que la distribución de los casos es «muy similar» a la de los últimos días y que la mitad de la zonas básicas de salud tienen algún caso confirmado. Salvo el área de salud de Calatayud (Zaragoza) y la provincia de Teruel, el resto de la región registra casos de transmisión comunitaria sostenida o esporádica.

El perfil predominante es el de personas de entre 15 y 64 años, con un 10 por ciento de más de 65 años, porcentaje que está aumentando, y el porcentaje de asintomáticos o con síntomas leves son entre el 40 y el 60 por ciento. Falo ha puesto de relieve que se puede establecer la trazabilidad del origen en el 62,5 por ciento de los casos y se puede llegar al 70 por ciento.

A fecha de hoy, en Aragón hay 56 brotes activos de coronavirus SARS-CoV-2, de los que 23 corresponden a centros residenciales, ocho con algún residente infectado, 24 al ámbito laboral y nueve a otras agrupaciones.

Totana vuelve a la Fase 1 de desescalada y se prohíbe la entrada y salida del municipio

La Consejería de Salud de Murcia ha ordenado que la localidad de Totana vuelva a la fase 1 de la desescalada «flexibilizada» y prohibirá la entrada y salida del municipio por el aumento de casos relacionados con el brote originado en un pub de la localidad, que suma ya 55 positivos. La Consejería prevé que los contagiados aumenten de forma «ostensible» en los próximos días.

Asimismo, permanecerán cerrados los centros de día de la localidad; se restringirán las visitas a las residencias de personas mayores; y la Consejería ha cerrado los dos centros de salud, que están en código rojo, lo que significa que se centrarán en hacer el seguimiento y atención a pacientes con sospecha de tener COVID-19 y la atención a urgencias.

Así lo ha hecho saber el consejero de Salud, Manuel Villegas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha avanzado que los técnicos de Salud ya trabajan para regular esta medida y él espera firmar la orden este mismo jueves por la tarde, siendo ejecutiva en el momento de su publicación.

Situación de «alerta máxima»

El objetivo de esta medida es que la población de Totana «salga de su casa lo menos posible» y entienda que el municipio se encuentra en una situación de «alerta máxima». Así, ha señalado que los vecinos deben intentar estar en su casa, que es el lugar seguro, y salir solo para comprar las cosas imprescindibles. Igualmente, ha explicado que no deben mantener reuniones porque son «uno de los focos más importantes».

Así, no deben salir del municipio salvo situaciones «de trabajo o necesidad», según Villegas, quien ha señalado que se van a reducir también los aforos de los locales del municipio al 50% frente al 75% que estaba permitido actualmente. Además, en principio, solo se va a permitir la restauración en terrazas y no en sitios cerrados.

«Al final, hemos atendido a lo que nos han marcado los técnicos», según el consejero, quien puntualiza que los focos se están localizando en «aglomeraciones y sitios cerrados en los que el contagio se produce con más posibilidades». Por tanto, ha señalado que hay que restringir la movilidad y atajar las aglomeraciones.

«No estamos, indudablemente, en una segunda ola de pandemia todavía», aunque ha recordado que «estas cosas siempre empiezan de esta manera». De momento, explica que el problema está «muy localizado en un municipio» pero cree que hay que actuar de forma «enérgica» para pararlo «cuanto antes».

Totana y Atalayas, los brotes más preocupantes

Villegas ha señalado que el de Totana es uno de los dos brotes especialmente preocupantes en la Región, y tienen relación entre ellos y con el ocio nocturno. El primero se originó y expandió desde la zona de ocio nocturno de Atalayas, en el municipio de Murcia, y afecta ya a 51 personas.

El segundo brote tiene el mismo origen del de Atalayas pero se ha individualizado por su envergadura. Es el que afecta a Totana, con 55 casos positivos, y Villegas ha avanzado que esta cifra «aumentará ostensiblemente» en los próximos días.

El consejero ha explicado que en los dos últimos días se han realizado pruebas PCR a más de 300 vecinos de Totana. «Estos datos hacen que el Comité de seguimiento del Covid-19 haya tomado nuevas medidas específicas para el municipio de Totana», ha señalado el consejero.

Villegas ha descartado, en principio, tomar medidas también restrictivas en el municipio de Murcia porque el brote de Atalayas está «en fase ya descendente y relativamente contenido». Así, espera que este brote evolucione «bien» en los próximos días.

«El problema del brote de Totana es que ha sido muy exponencial, quizá porque es verdad que los casos registrados en el pub afectaban no solo a clientes sino también a trabajadores, lo que quizá haya inducido a que la tasa de contagio haya sido muy fuerte», según Villegas, quien recuerda que se ha hecho un llamamiento específico a realizarse las pruebas PCR a todas las personas que han acudido al local.

De momento se ha sometido a la prueba a más de 300 personas de Totana y la Consejería sigue realizando pruebas a lo largo de este jueves por la mañana. Por eso, prevé que la cifra de contagiados irá en aumento en los próximos días, «sin duda». El «miedo» de la Consejería es que los contagiados del pub hayan estado unos días contagiando a gente que vive en el municipio, motivo por el que la situación es «de especial riesgo».

En cuanto a las quejas del sector del ocio nocturno por las medidas restrictivas, el consejero ha señalado que son espacios que preocupan «a nivel nacional» porque «son sitios ahora mismo muy delicados». A su juicio, «no se han hecho bien las cosas en algunos locales» y «puede ser que paguen justos por pecadores».

Situación de los brotes

Respecto al resto de brotes, Villegas ha señalado que el Servicio de Epidemiología está haciendo seguimiento a un nuevo brote en el municipio de Murcia importado con cinco casos; y ha señalado que el brote vinculado con una patera que llegó a Cartagena, que suma tres casos, está a punto de cerrarse.

En el municipio de Cieza, ha indicado que se continúan investigando los casos registrados, aunque ha señalado que, tras repetir las pruebas PCR transcurridas las 48 horas, todos los profesionales sanitarios del Hospital Lorenzo Guirao han resultado negativos, por lo que se descarta el brote por el momento.

Ha señalado que la Consejería está tomando muestras de forma «activa» en Mula porque una persona ha dado positiva en el municipio y había estado en una reunión con unas 30 personas. «Por ahora, es un caso aislado y estamos estudiando los contactos para ver si constituye un brote», ha destacado.