El Festival Iberoamericano de Teatro amplía una semana más su oferta

Cazalilla ha presentado a Isla Aguilar y Miguel Oyarzun, como los nuevos directores de esta importante cita teatral

La concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Cádiz, Dolores Cazalilla, ha anunciado este miércoles 24 de junio que el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz (FIT) se celebrará del 23 de octubre al 8 de noviembre de 2020, ampliando una semana más esta oferta cultural.

Según ha informado el Consistorio en una nota, junto a Pepe Blablé, como exdirector del FIT, y al subdirector general de teatro del Inaem, Fernando Cerón, Cazalilla ha presentado a Isla Aguilar y Miguel Oyarzun, como los nuevos directores de esta importante cita teatral.

Cazalilla ha explicado que la contratación de Aguilar y Oyarzun se ha realizado mediante un procedimiento directo y extraordinario, dado el escaso margen temporal con el que el Ayuntamiento ha contado, debido al parón por el Estado de Alarma decretado para frenar la pandemia de Covid-19, que ha provocado una paralización en los trámites administrativos.

«Queremos dejar constancia que tanto el Ayuntamiento de Cádiz como el Inaem, con el que hemos trabajado estos meses para que la 35 edición del FIT pueda ser organizada este año y con el que siempre ha existido una comunicación directa y fluida, creemos que esta forma de contratación ha sido la única opción posible, y por tanto la mejor, ya que tras la jubilación de Pepe Bablé se había decidido convocar un concurso público de proyectos que no ha sido factible llevar a cabo», ha señalado.

No obstante, Cazalilla ha avanzado que «se quiere recuperar esta idea y abrir el concurso para la realización del FIT 2021». Con respecto a esta edición, la concejala ha asegurado que están «muy ilusionados y esperanzados en este nuevo tándem de dirección, ya que se sabe que las propuestas que presentarán serán de un altísimo nivel».

Tanto Isla Aguilar como Miguel Oyarzun «poseen una trayectoria profesional avalada por un curriculum brillante y son conocedores de diferentes festivales internacionales de prestigio, por lo que sin duda, nos retroalimentaremos», ha añadido.

Por su parte, el subdirector general de teatro del Inaem, Fernando Cerón, ha reafirmado la voluntad del Ministerio «con todos los ayuntamientos con los que trabaja en citas culturales de mantener la oferta porque, en caso contrario, no sería justo ni para la ciudadanía ni para los artistas».

En este sentido, Cerón ha señalado que «la celebración del FIT en este año es todo un reto por la situación que se está viviendo pero una vez más, la colaboración institucional ha conseguido que se lleve a cabo».

Isla Aguilar se ha mostrado «muy ilusionada ante el reto de dirigir un festival con una trayectoria tan sólida en esta situación atípica», y ha afirmado sentirse «contenta porque se siga apostando por la realización de eventos culturales en un momento tan complejo y de incertidumbre».

«Es una buena noticia para el sector de las artes escénicas, un sector frágil y vulnerable que está siendo muy afectado por la pandemia», ha apuntado.

Asimismo, Aguilar ha defendido que «la creación artística y la cultura no es un producto, si no una actividad plural y diversa a través de la cual se intenta dar sentido al mundo que nos rodea y cuida de nuestro espíritu».

«Por eso, los teatros operan como hospitales del pensamiento y del alma que, a través de la ficción, nos proporcionan herramientas y nos ayudan a elaborar la realidad que vivimos», ha resaltado.

En cuanto al FIT, la directora ha asegurado que se enfrentan a un «reto importante» porque gestionarán la incertidumbre, «lo que requiere de capacidad de adaptación y flexibilidad para garantizar seguridad del público y los trabajadores».

Por eso, a la hora de marcar líneas de acción para esta edición «hemos tenido en cuenta la posibilidad de enfrentarnos a un escenario que puede variar de aquí a octubre, por lo que se trata de convertir el obstáculo en estímulo», ha señalado.

Miguel Oyarzun ha avanzado las líneas de actuación en la que «dada la situación a la que nos enfrentamos, se centrarán en artistas iberoamericanos residentes en España y en Europa para facilitar los desplazamientos».

Además, «se continuará con el trabajo emprendido estos años de presentar compañías residentes en España y cuyo repertorio y temática está relacionado con Iberoamerica y se tendrá una mirada hacia Portugal».

En cuanto a los espacios, Oyarzun ha señalado que «los protocolos actuales invitan a utilizar el espacio público y habilitar otros espacios, además del Teatro Falla».

De hecho durante estos días tanto Aguilar como Oyarzun han visitado diferentes espacios municipales. «Queremos incorporar calles, instalaciones, paseos y utilizar la propia ciudad como escenario», ha adelantado.

En referencia al mundo digital, se está estudiando la posibilidad de «tender puentes con Iberoamérica» y hacer talleres y actividades en formato digital, además de «colaborar con otros festivales para traer alguna propuesta presencial de latinoamérica».

Por último, Pepe Bablé, se ha mostrado a disposición de la nueva dirección del FIT y les ha dado la bienvenida tanto al festival como a la ciudad.