Cádiz controla a la molesta cucaracha americana

El Ayuntamiento inicia la campaña anual de desinsectación del alcantarillado público en el casco antiguo

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Delegación Municipal de Salud, ha iniciado la campaña anual de desinsectación del alcantarillado público en el casco antiguo. Concretamente, los trabajos se han iniciado por el barrio de Santa María, avanzando hacia el interior, y está previsto que finalicen en el mes de agosto. Durante este tiempo un equipo integrado por personal de la Delegación y de la empresa ATHISA realizará la desinsectación de los pozos de alcantarillado mediante insecticidas aplicados por termonebulización, lacado y fumigación.

Con esta campaña, que ayer concluyó en extramuros y que se inició en esa zona de la ciudad a finales del pasado mes de mayo, se pretende controlar la población de ‘periplaneta americana’ (cucaracha americana), que incrementa su actividad biológica y su presencia con el aumento de las temperaturas propias de la primavera y verano.

Como en años anteriores, la Delegación recuerda que durante la aplicación de los plaguicidas en la red de alcantarillado puede incrementarse la presencia de cucarachas en el exterior al intentar estas ponerse a salvo de la acción de los insecticidas. No obstante, los insectos fallecen en algunos minutos. Es por ello que desde Salud se está informando diariamente a los servicios de limpieza de las zonas de actuación para evitar la presencia de insectos muertos en la vía pública.

Esta campaña complementa el servicio continuado que, en el transcurso de todo el año, se realiza en la ciudad para el control de plagas urbanas (desinsectación y desratización).

Desde el pasado mes de mayo y en colaboración con la Delegación Municipal de Medio Ambiente se viene actuando en aquellas zonas de jardines y arbolado que han presentado incidencias en el transcurso del año. Asimismo, de manera permanente se actúa en la red de alcantarillado, perímetro costero y canalizaciones de la red eléctrica y semafórica, para reducir la presencia de roedores se insectos.

Desde las Delegaciones de Salud y Medio Ambiente se insiste en la necesaria colaboración ciudadana, depositando los residuos domésticos en los contenedores, siempre en bolsas cerradas y respetando los horarios de recogida, así como evitar arrojar envases y restos de alimentos en los parques y espacios públicos o a través de los fregaderos e inodoros.

Cada vez es mayor la necesidad de concienciar a la población en hacer un buen uso de los espacios públicos y de las normas de higiene y conservación de la ciudad, para evitar el uso de plaguicidas y productos químicos en el control de las plagas urbanas.