IU considera que «Jerez se encuentra sumida en una grave crisis estructural»

Jesús Parra cree que «los datos del INE demuestran el fracaso del modelo socio-económico del PSOE en Andalucía»

Los datos recogidos en el estudio “Urban Audit” del INE ponen en evidencia el retraso económico del conjunto de las áreas urbanas andaluzas en el contexto español y, para el caso concreto de Jerez, expone la grave crisis estructural en que se encuentra sumida la ciudad.

Jesús Parra (IU): “Para entender la problemática del empleo en Jerez, es necesario tomar conciencia de los factores estructurales que lastran nuestra economía. Sólo así podremos abordar soluciones integrales que incidan en las causas profundas de nuestra crisis particular, dejando a un lado parches y actuaciones coyunturales que sólo hacen arañar la piel del problema”.

Izquierda Unida considera que los datos del Instituto Nacional de Estadística, en el marco del proyecto “Urban Audit”, evidencian el fracaso del modelo socio-económico del PSOE en la Junta durante los últimos 30 años. Basta analizar con detalle el informe para comprobar que, de las 70 áreas urbanas funcionales consideradas en el estudio, las andaluzas copan los primeros puestos en cuanto a la tasa de desempleo, oscilando entre el 43,5% de Linares y el 23,11% de Marbella, lo que contrasta con el 10% de desempleo que se da, de media, en las ciudades vascas o navarras.

A lo anterior habría que añadir que todas las ciudades andaluzas, incluyendo la nuestra, cuentan con una renta media familiar disponible por debajo de la media nacional, lo que demuestra que Andalucía ha sido incapaz de desarrollarse al nivel y el ritmo de otras comunidades españolas.

En lo referente a Jerez, además del triste segundo puesto que ocupa desde la perspectiva del desempleo, destaca el bajo nivel de renta media familiar, muy por debajo de la media de las áreas objeto del estudio. No es de extrañar, pues, que si unimos la elevada tasa de desempleo con el bajo nivel de renta y le sumamos los datos recogidos en informes de organizaciones sociales como Cáritas (en 2016 esta organización atendió a unas 12.400 personas), obtenemos la fotografía de una ciudad sumida en una profunda crisis económica y social.

Por otro lado, el informe posiciona a Jerez como una de las ciudades con mayor proporción de población joven y, lo que nos parece especialmente destacable, el porcentaje de jerezanos con nivel formativo inferior a secundaria supone más del 50%, siendo en este negativo apartado la segunda ciudad del conjunto de las áreas urbanas del país.

A juicio de Izquierda Unida, población joven, desempleo y bajo nivel formativo dan forma a un explosivo “cóctel” que retroalimenta el círculo vicioso del subdesarrollo y la crisis social en que se encuentra imbuida la ciudad. Es por ello que, dada la gravedad de los problemas estructurales detectados, se hace imprescindible que las administraciones, especialmente la Junta de Andalucía, dejen a un lado tanto sus análisis superficiales y de brocha gorda como sus políticas de improvisación y parcheo.

En este sentido, IU Jerez considera imprescindible desarrollar políticas a medio plazo que incluyan programas de desarrollo comunitario y mejoras en la oferta educativa, formativa y cultural de la ciudad. A juicio del responsable del Área de Economía de esta formación, Jesús Parra, “sólo así podremos posicionar a Jerez como una ciudad competitiva, donde la cultura empresarial y de la propia sociedad se conformen como un verdadero activo que permitan a nuestra sociedad abandonar el tradicional conservadurismo que tanto la ha lastrado y abandonar la situación de bloqueo en la que actualmente se haya sumida”.