«El cambio no pasa por opciones de izquierda que han hundido nuestro Jerez»

Entrevista a César Ruiz, candidato a Alcalde en Jerez por VOX en las elecciones municipales del 26 de mayo

Lo primero de todo, ¿Cómo asume el reto de presentarse a las elecciones municipales?

Pues con muchísima ilusión, dado el grupo humano que me rodea. Manos no faltan para empujar este carro llamado VOX. Y la conciencia muy tranquila como jerezano, porque la obligación moral de una persona, si está en su mano, es ayudara su ciudad, a sus gentes, a sus barrios.

¿Qué diagnóstico hace del estado de la ciudad?

Lo podría hacer cualquier ciudadano. Es tan patente la dejadez, el abandono, lo sucio y la falta de proyecto e ilusión que tiene Jerez, que no sólo no hemos avanzado en estos cuatro años de gobierno socialista, sino que hemos ido para atrás. Jerez, tristemente ha involucionado.

¿Cómo es el equipo que le acompaña?

Pues un equipo muy profesional y con las ideas muy claras. Gente que ha trabajado toda su vida en el sector privado, y que tienen muy claro, que vienen a servir a los jerezanos y no a servirse. Concienciados de volver a dicho sector, sin trauma alguno, tras cumplir los compromisos con sus paisanos.

¿Cuáles son las líneas maestras de su proyecto, un resumen de su programa?

El empleo es la primera preocupación de los jerezanos. En este sentido vamos a apostar por cambiar el modelo productivo. Crear valor añadido. Somos la segunda provincia exportadora de Andalucía. No podemos conformarnos con materias primas y vender a granel. Hay que transformar y eso es industria. El paro estructural de Jerez, sólo se arregla con ella.

Aparte, bajada de impuestos y una delegación municipal de técnicos, ya en nómina, para no aumentar coste alguno a las arcas públicas, para vender en ferias nacionales e internacionales la excelencia de asentarse en Jerez. Si Mahoma no viene a la montaña….

Advertisement

Ya en otras áreas, ir a por la declaración de la Semana Santa como de Interés Turístico Internacional, Museo de las Cofradías, Rebaja del IBI a peñas flamencas, potenciar la Feria del Libro.

En temas de seguridad nos centraríamos en como mantener una comandancia de la policía en el Casco Histórico, y referente a temas sociales, poner los solares y locales municipales al servicio de las personas más desfavorecidas.

¿Con qué perspectivas electorales se encuentran?

Son buenas porque en las autonómicas ya se obtuvo en Jerez unos 10.000 votos. Casi cinco meses después, subimos en apoyo a 16.000. Las municipales son, dicen, diferentes, pero el proyecto de VOX da mucha confianza a la gente. Podemos gustar o no, pero la gente que nos vota, sabe lo que queremos y que somos muy tozudos en intentar conseguirlo.

¿Qué política de pactos y negociación adoptarán tras el escenario post 26M?

Entrar en pactos, creo que no es el momento de hablar. Salimos a ganar, pero si no podemos y somos claves en el juego de pactos, apostaremos por el cambio. Es necesario. Eso sí, ese cambio no pasará por opciones de izquierda que han hundido nuestro Jerez, ni seremos un cheque en blanco o “ el tonto útil “ para el resto de opciones.

¿Cómo valora la posible entrada de representación de Vox en el Ayuntamiento de Jerez? ¿Qué va a cambiar a partir de ahora?

Valoramos muy bien la posible entrada, por el esfuerzo de sus doscientos afiliados y porque vamos a poner encima de la mesa, debates, que lo “políticamente correcto” daban por cerrados. Debates que no se daban porque el PP y Ciudadanos han tragado con los dogmas ideológicos de la izquierda sin rechistar.

Aparte, honestidad. El dinero público es sagrado y cuanto más esté en el bolsillo de los jerezanos y menos en el de las administraciones, mejor.

Por otra parte pretendemos valorar el conocimiento y la profesionalidad de los técnicos y resto de plantilla municipal.

¿Qué mensaje quiere transmitir a los votantes?

A los votantes les diría, que traemos propuestas factibles. Preferimos no endulzar oídos y que ellos vean a muy corto plazo que VOX está cambiando su ciudad. Huimos de macro proyectos que nunca llegan a nada. Les diría que su voto no es nuestro, sino prestado. Si les defraudamos, somos conscientes de que votarán otras alternativas y vamos a luchar porque VOX sea el partido honesto que buscaban.