II Descenso Reivindicativo del Guadalete

Un grupo de profesores de la Bahía llevará a cabo esta iniciativa por la educación de calidad y el deterioro ambiental

Un año más, un grupo de docentes de Enseñanza Secundaria de varios pueblos de la Bahía de Cádiz emprenden una acción con el doble propósito de reivindicar una Escuela Pública, laica, democrática y de calidad, y a la vez un medio ambiente atractivo, sostenible y del que sentirse orgullosos.

Esta aventura reivindicativa está situada, debido al mandato de las mareas, a caballo entre el Día Mundial de la Biodiversidad (martes 22 de mayo pasado) y el Día Mundial del Medio Ambiente (próximo martes 5 de Junio), «y ambos reivindicamos días como forma de cambiar este mundo abocado al desastre medioambiental si no variamos el rumbo de las políticas económicas y energéticas».

su lema este año será, jugando con el nombre antiguo atribuido al río Guadalete, «Río del olvido»: NO TE OLVIDES DEL GUADALETE, «sumándonos a las distintas asociaciones y colectivos que desde hace años reclaman la recuperación medioambiental del río Guadalete como espacio recreativo, histórico, etnológico, deportivo, lúdico y de encuentro armónico entre las personas y la naturaleza».

En esta ocasión, quieren sumar también a la reivindicación de Estabilidad y calidad educativa que mantienen profesores interinos de Andalucía, «con los cuales nos solidarizamos y apoyamos su lucha».

Desde el primer año en que navegaron con una balsa fabricada con botellas de plástico y material de deshecho desde la playa de Cortadura hasta la Caleta, reivindicando justicia, solidaridad y trato humano para los cientos de inmigrantes que llegaban a nuestras playas, hasta este actual año 2018, «siempre hemos perseguido el mismo fin, uniendo de forma integral y transversal la aventura y la reivindicación educativa, ecológica y social».

«Después de dos años surcando la Bahía decidimos adentrarnos en los ríos, y el año pasado comenzamos el I Descenso reivindicativo por el Río San Pedro. Este año seguimos con el Guadalete y otros ríos del Campo de Gibraltar nos están esperando», concluyen.