«La oración es el sustento de nuestra fe y nuestra caridad»

«Son momentos difíciles en los que tenemos que mostrar nuestro verdadero carisma Servita de amor y ayuda a todos los hermanos»

La Fraternidad Servita, muy afectada por el Coronavirus que ha provocado el cierre de su capilla anexa a la parroquia de San Lorenzo, ha enviado una carta a sus hermanos con motivo de estos tiempos difíciles que nos están tocando vivir.

El contenido es el siguiente:

Queridos hermanos y hermanas:

Esta Cuaresma que nos ha tocado vivir, es tiempo de prueba pero también es tiempo de esperanza.

Son momentos difíciles en los que tenemos que mostrar nuestro verdadero carisma Servita de amor y ayuda a todos los hermanos. De estar a disposición, como Nuestra Madre lo estuvo.

Intentamos estar en contacto con nuestros mayores, con las Hijas de la Caridad del Comedor Virgen Poderosa o con el grupo de ayuda a los sin techo de nuestra Parroquia por si necesitaran nuestra colaboración, pero pueden quedársenos misiones sin cubrir.

Por eso os ruego, que pongáis en conocimiento de la Fraternidad todos aquellos casos en los que sea necesaria nuestra ayuda. Personas mayores o solas, enfermos, que necesitan de nuestro apoyo y nuestra cercanía.

Hoy más que nunca siervos, como Santa María.

Pero también es tiempo de esperanza, pues las buenas acciones que día a día estamos viendo, demuestran que en la gran mayoría de los seres humanos existe una bondad de corazón que nos llevará a salir de esta difícil situación.

Por todos ellos, por los que sufren y por los que ayudan, es más importante que nunca nuestra oración a María Santísima de los Dolores.

No podemos unirnos en su Capilla a rezar, pronto llegará el momento. Mientras tanto, cada uno en su casa, en su hogar, a solas o en familia, podrá celebrar el septenario a Nuestra Señora que, Dios mediante, y de acuerdo con nuestro párroco y asistente, comenzaremos el próximo sábado, 28 de marzo.

Es muy importante, pues la oración es el sustento de nuestra fe y de nuestra caridad. Por eso, a partir de dicho sábado 28 de marzo, os enviaremos los textos para celebrar dicho SEPTENARIO A MARÍA SANTÍSIMA para sentirnos más unidos a Ella, para unir nuestro dolor de estos momentos a su dolor, para pedir el consuelo de los que sufren  y para pedir por los más necesitados.

Unidos en el amor y en el espíritu como Familia Servita.

Y no os olvidéis de contactar con la Fraternidad para unirnos también en la ayuda a los demás.

Un fraternal abrazo.

In Domina Nostra