Jerez ya tiene carteles

Actuaciones de Jesulín de Ubrique, Juan José Padilla y Ginés Marín, quien ha recibido premio y convocado a los jóvenes

La Feria del Caballo ya está configurada taurinamente

La crónica de esta semana la empezamos con el torero jerezano-oliventino Ginés Marín que el 19 de marzo actuó, por Las Fallas, en Valencia, con toros de Victoriano del Río, correctos pero de juego desigual. En su primero, que se movió, capoteó con gusto rematando con media muy buena y luego hizo el quite de la media luna (con el capote doblado, a modo de muleta), seguido de un quite por chicuelinas; la faena fue larga y de buen trato por ambos pitones, con toreo asentado y ligado, destacando los naturales, pero la espada lo emborronó, quedando en ovación saludada. A su segundo, deslucido, lo lidió bajo la lluvia y en medio de un lodazal, con una faena de mucho mérito, y también recogió ovación, que saludó. Hizo el paseíllo con Antonio Ferrera, que tuvo silencio y vuelta, y Jesús Enrique Colombo, que logró oreja y vuelta.

El 18 marzo se celebró un festival taurino, con el aforo competo, en la localidad de La Campana (Sevilla) y en él hubo tres nombres gaditanos. El joven rejoneador Pablo Domecq cosechó palmas en su actuación. Jesulín de Ubrique cortó dos orejas y Juan José Padilla se llevó dos orejas y rabo. También intervinieron los matadores Miguel Abellán y Rafaelillo, además del novillero Diego Fernández. Los novillos fueron de Fermín Bohórquez, Juan Pedro Domecq, El Torero, La Palmosilla, Miura y Virgen María. El festejo benéfico se organizó como homenaje al banderillero Emilio Fernández, natural de la localidad, que, hace un año, cuando iba en la cuadrilla de Enrique Ponce debió retirarse de la profesión por razones médicas, ocupando su puesto el jerezano Jaime Padilla.

El 17 de marzo el jerezano Juan José Padilla se anunció, por la Feria de San José, en Arnedo (La Rioja), plaza donde se presentaba y a la vez se despedía, ante toros de Luis Algarra, variados de juego. A su primero, noble pero sin fuerzas, lo recibió con larga cambiada y lances suaves, banderilleando luego con buena colocación; con la muleta lo comprendió bien y le realizó su tauromaquia, plena de pasión en los medios por ambos pitones aunque iba mejor por el izquierdo, rematando la larga labor con circulares y manoletinas y dejando una gran estocada que ayudó a cortar una oreja.

En su segundo, soso y con problemas, recibió con buen juego de brazos y buena media, realizando un tercio de banderillas comprometido y solvente; en la muleta tiró de oficio y fue todo entrega para buscar las vueltas al toro, incierto, con algunos muletazos de mérito, pero no estuvo acertado con la espada y tuvo silencio. Sus compañeros fueron Diego Urdiales, que obtuvo dos orejas y palmas, y Tomás Campos, que cortó oreja y oreja.

Recientemente se ha celebrado en Ronda la entrega de los IV Premios Tauromundo y con tal motivo el diestro Ginés Marín ha recibido el Premio a la Mejor Faena de la Temporada 2018, por la que le hizo, extraordinaria, al toro Barberillo, de la ganadería de Alcurrucén, en la plaza de Las Ventas.

El trofeo lo recogió en su nombre el apoderado José Cutiño. Otros premiados fueron Enrique Ponce, Victorino Martín y José Antonio Campuzano. El acto tuvo lugar en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Ronda-Convento de Santo Domingo y contó con la participación del Director General de Interior y de la alcaldesa de Ronda, así como de otras instancias.

El torero Ginés Marín ha llevado a cabo la novedosa iniciativa de reunir a más de 600 jóvenes de toda España entre 18 y 30 años (muchos procedentes de la provincia de Cádiz, especialmente la Juventud Taurina Jerezana), demostrando que la afición a los toros está más viva que nunca. Desde bien temprano empezaron a llegar autobuses, que incluían hasta jóvenes mejicanos.

Tras la bienvenida, Marín explicó su nuevo proyecto y a cada asistente se le entregó un carnet como miembro del Club Joven Ginés Marín con el que tendrán acceso a una serie de privilegios, descuentos en entradas para fomentar y facilitar la asistencia a las corridas de toros, sorteos, y acceso a otras jornadas de convivencia. Hubo lidia de un novillo y tienta de vacas. Después de la comida hubo música con el grupo Los Cachaba y regalo de trastos de torear. Todos ellos correspondían a días importantes de su triunfal temporada 2017. Con la salida del torero a hombros, la fiesta se prolongó hasta bien tarde, antes de iniciar el camino de vuelta.

El 25 de marzo el novillero sin caballos jerezano Juan Manuel Caro (de la pedanía Mesas de Asta) tiene cita en el XIV Certamen Taurino de Ledesma ‘Rosquilla de Oro’, que arrancó el 4 de marzo y en el que participan en total veinticuatro novilleros sin picadores, repartidos en cuatro grupos de seis; las jornadas de clasificación se están desarrollando los domingos. La final será el 1 de abril. Caro es el único representante de la provincia gaditana en este certamen, donde le deseamos suerte.

Ya se han publicado los carteles de la Feria del Caballo 2018 de Jerez, organizados por la empresa Funciones Taurinas S.A. Son las siguientes fechas: jueves, 10 de mayo (con toros de Fermín Bohórquez para Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza y Guillermo Hermoso de Mendoza), viernes 11 (con toros de Núñez del Cuvillo para El Juli, Alejandro Talavante y Roca Rey) y sábado 12 (con toros de Juan Pedro Domecq para Juan José Padilla, Morante de la Puebla y José María Manzanares).

Se trata de un serial escuálido, donde los alicientes son la despedida de Juan José Padilla de sus paisanos (si no hay novedad más adelante), el retorno a los ruedos de Morante y la presentación de Guillermo Hermoso de Mendoza. Sin embargo, no hay oportunidad para otros nombres de la zona que pueden presentar méritos suficientes. Tampoco hay rastro de atención a los novilleros. Lo dicho, es una feria reducida a la mínima expresión.