Victoria contundente del Baloncesto Xerez CD

Los azulinos se llevaron el basket-average particular ganando por 35 para culminar una magnífica jornada secundada por la cantera

El pasado domingo, el Baloncesto Xerez CD se enfrentaba en el Ruiz Mateos a Biomedal Coria, con el arbitraje de Álvaro Fernández y Sebastián Fierro. Gran ambiente en el graderío, que disfrutó de dos grandes sorteos organizados por la entidad xerecista y sus patrocinadores, que rifaron dos relojes y una tablet entre los asistentes.

BXCD se presentaba con el equipo de convocados donde se incluían el jugador junior Ale López, que desafortunadamente cayó lesionado tras realizar unos magníficos minutos, y su hermano cadete, Jaime López, que debutó sin desentonar con el primer equipo pese a sus 15 años.

El partido arrancó con ambos equipos controlándose mutuamente, con unos corianos muy acertados desde la línea de 6’75, adelantándose de inicio en el electrónico por 6-13 gracias a tres triples seguidos y dos canastas en juego, aunque a diferencia del partido de la primera vuelta.

Los azulinos sí estaban acertados con sus tiros exteriores, especialmente con los lanzamientos de los estadounidenses E Victor Nickerson y especialmente Jonathan Coles, que destapó el tarro de las esencias y se convirtió en el MVP del partido, con 33 de valoración, gracias a sus 29 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y una recuperación, aunque lo asombroso fue su porcentaje de anotación: 5 de 8 en tiros de 2 (63%), 5 de 8 en triples (63%) y 4 de 4 en tiros libres (100%).

Con estas vicisitudes, los sevillanos tuvieron que afrontar una distinta defensa a la del encuentro de la primera vuelta, donde cómodamente se encerraron en la zona a esperar entradas de los xerecistas.

Tras el comienzo esperanzador para los visitantes, los jerezanos ajustaban rápidamente las marcas y realizaron una enorme defensa que no dejaba tiros cómodos a los sevillanos. Una vez realizados estos ajustes, el equipo de Jerez no hizo más que ir aumentando diferencias paulatinamente. Con 27-22 se llegó al fin del primer periodo.

El segundo cuarto continuó con la misma intensidad defensiva xerecista y aumentando las diferencias en el marcador con un equipo coriano maniatado sin sus mejores armas, y donde los ataques se les atragantaban continuamente agotando las posesiones sin conseguir lanzar.

Por el contrario, el Xerez CD se iba creciendo y jugando cada vez más liberado de presión, esa presión de la obligación a ganar que les ha costado varios partidos. Tras un triple de los sevillanos que supuso el 28-25 llegó un tremendo parcial de 20-3 (48-28) de los de José María Berenguer que dejaba noqueado a los visitantes rompiendo el partido. Con una canasta final coriana se llegó al descanso del encuentro.

En el tercer cuarto, los de Coria regresaban con las indicaciones frescas recibidas por su técnico durante el descanso y conseguían frenar el vendaval azulino, manteniendo las diferencias alrededor de los 20 puntos, aunque eso sí, seguían aumentando a favor de los locales, que hoy se mostraron intratables. Solo quedaba por ver quién se llevaría a su favor el basket-average en el periodo decisivo.

En el último cuarto, Biomedal, ante la impotencia de romper el muro que supuso en equipo jerezano en este encuentro, bajó los brazos presionado por el gran juego desplegado por la escuadra azulina, únicamente conseguía que los nervios atenazasen más a sus jugadores, que incurrían en cada vez más numerosas imprecisiones.

Al Xerez, por el contrario, se le veía con confianza, mientras a Coria se le veía ofuscado, dubitativo. El marcador continuó creciendo a favor de los locales llegándose a la máxima diferencia del encuentro 37 puntos (87-50) justo al final del partido, y recortado a 35 por la canasta final de los sevillanos.

Finalizó así el partido con una ventaja de 35 puntos ante un rival que llegaba con una gran expectación, después de la tarjeta de visita de la primera vuelta, donde se adjudicó el mérito de ser la mejor escuadra ante la que nada pudieron hacer los chicos de José María Berenguer.