Kirk Douglas deja a su hijo Michael sin herencia: todo para obras benéficas

El gran mito de Hollywood ya había expresado en vida sus últimas voluntades

Sorpresa gorda. Inesperada. Impredecible. Impensada. Impensable. Sorpresa irrevocable. Sorpresa inamovible. Sorpresa de armas tomar. Sorpresa implacable. Los vikingos lo son hasta después de muertos. Espartaco ha armado el taco… post mortem.

El pasado 6 de febrero nos dejó el gran Kirk Douglas. Entonces los comentarios se repetían al unísono: ha fallecido un mito del cine de Hollywood, se nos marcha el último clásico del séptimo arte, era un buen hombre, una persona excepcional…

Lo cierto y seguro, y aterrizando sobre una base más mundana, sí sobrevolaba una certeza que ahora se certifica en la voluntad de su herencia: Kirk Douglas deseaba que todo su dinero fuera a parar a diferentes organizaciones benéficas, siendo la que él mismo había fundado junto a su mujer, Anne Buydens, la principal beneficiaria, con más de 51 millones de dólares (unas 47 millones de euros) que pasarán a sus arcas, siendo el fin de su organización «ayudar a aquellos que de otra manera no podrían ayudarse a sí mismos».

Su hijo Michael, también un actor de reconocida trayectoria, no recibió ni un sólo céntimo. Con todo y con eso: no es la primera vez que Douglas padre hace un gesto así, ya que cuando celebró su 99 cumpleaños donó 14 millones de dólares (cerca de 13 millones de euros) para construir una residencia dedicada a actores con problemas de Alzheimer. Ahí es nada.

Por tanto: ninguno de sus descendientes se beneficiará del dinero del actor, y su hijo Michael ya ha comenzado a retomar su vida pública, habiendo aparecido hace solo unos días para prestar su apoyo a la campaña presidencial de los demócratas.

El marido de Catherine Zeta-Jones ha sorprendido a todos sus seguidores al revelar a través de su perfil de Instagram que ha pasado unos días en Mallorca. El matrimonio tiene una enorme casa en la isla balear y, aunque está a la venta, no han dejado de frecuentarla. Michael y Catherine son dos enamorados de la cultura española.