Destrozan el mobiliario de un hospital tras la muerte de una mujer

La última agresión se produjo por parte de los familiares de una paciente que falleció en quirófano

La Policía Nacional ha tenido que intervenir en un altercado producido por una grupo de personas en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, tras el fallecimiento de una mujer. El altercado se origino después de que la mujer, que tenía que ser intervenida en el corazón, falleciera en quirófano por complicaciones surgidas durante la operación.

Cuando los médicos salieron a informar a la familia, los altercados comenzaron. Al parecer, familiares y allegados de la mujer fallecida rompieron cristaleras y vitrinas y habrían agredido a personal médico, por lo que los sanitarios avisaron a la Policía Nacional.

El Sindicato Médico CESM Región de Murcia ha condenado esta agresión. El sindicato alerta sobre el incremento de este tipo de ataques. Las cifras de agresiones a sanitarios ha aumentado. Recibir avisos de nuevas agresiones se ha convertido en algo habitual.

Además, considera vergonzoso que «los equipos sanitarios tengan que enfrentarse a situaciones que ponen en riesgo su integridad física y mental mientras ejercen su trabajo».

Asimismo, subraya la necesidad de denunciar cualquier tipo de agresión, física o verbal, ante la Policía Nacional o la Guardia Civil. «No hay que permanecer callado si se sufre o presencia algún ataque de este tipo», recuerda el sindicato.

Un delito contra la autoridad sanitaria está castigado en el artículo 550 del Código Penal con penas de prisión, que pueden llegar hasta los cuatro años.