Cruz Roja

La Cruz Roja se ha sumado al Pacto Digital para la Protección de las Personas. Este acuerdo pretende promover la convivencia ciudadana en el ámbito digital, compatibilizando la protección de datos con la innovación, la ética y la competitividad empresarial. La ONG ha vuelto a implicarse en un nuevo proyecto que pretende proteger a las personas en un mundo en constante cambio tecnológico.

Más de 40 organizaciones empresariales, fundaciones, asociaciones y grupos audiovisuales se han unido a esta iniciativa; que supone un compromiso con la privacidad en las políticas de sostenibilidad y los modelos de negocio de empresas y organizaciones.

Este pacto está compuesto por los siguientes documentos: la carta de adhesión, el compromiso por la responsabilidad en el ámbito digital y un decálogo de buenas prácticas para medios de comunicación y organizaciones con canales de difusión propios. De esta manera, Cruz Roja y las entidades firmantes, se comprometen a implantar los principios del Pacto; así como a difundir entre usuarios, clientes y empleados un canal prioritario para solicitar la eliminación urgente de contenidos sexuales y violentos.

Así, el Pacto Digital para la Protección de las Personas contará con una presentación pública en un evento virtual que llevará por título I Foro de Privacidad, Innovación y Sostenibilidad, que se celebrará el próximo 28 de enero con ocasión del Día Internacional de la Protección de Datos.

¿Qué ideales defiende la Cruz Roja?

La unión de Cruz Roja en este acuerdo pone en relieve los distintos ideales que gobiernan en la organización. Los Principios Fundamentales de la organización fueron definidos y aprobados en la XX Conferencia Internacional de la Cruz Roja, tenida lugar en el año 1965 en Viena. Según explica la institución en su web, los principios de la organización son los siguientes:

  • Humanidad: Cruz Roja se esfuerza en prevenir y aliviar el sufrimiento humano en todas las circunstancias; en proteger la vida y la salud, respetando a la persona. Favorece también la comprensión mutua, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.
  • Imparcialidad: Atiende a los individuos y colectivos en proporción con su sufrimiento, remediando sus necesidades y dando prioridad a las más urgente, sin reparar en su nacionalidad, raza, religión, condición social o credo político.
  • Neutralidad: Se abstiene de tomar parte en las hostilidades, en las controversias de orden político, racial, religioso e ideológico.
  • Independencia: Es independiente y, pese a actuar como auxiliar de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y a someterse a las leyes del país; conserva una autonomía que le permite siempre actuar acorde con sus Principios.
  • Carácter Voluntario: Es una organización de voluntariado y de carácter desinteresado.
  • Unidad: En cada país sólo existe una Cruz Roja o Media Luna Roja, accesible a todos y que extiende su acción humanitaria a la totalidad del territorio.
  • Universalidad: Las Cruces Rojas y las Medias Lunas Rojas de todo el mundo tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente.