La Policía Nacional ha desarticulado un grupo organizado en la provincia de Almería. Este grupo se dedicaba a solicitar permisos de residencia en España con denuncias falsas de malos tratos. El objetivo era que desde la Oficina de Extranjeros se otorgase la concesión de una autorización provisional de residencia por circunstancias excepcionales.

Según ha informado la Comisaría, las primeras averiguaciones policiales se iniciaron en febrero. En aquel momento una de las arrestadas confirmó a los investigadores que se había puesto en contacto con un compatriota suyo para que, a cambio de 7.000 euros, éste le buscase a un varón dispuesto a simular una relación sentimental.

Según lo pactado, el intermediario trasladó a la supuesta pareja desde Campohermoso, en Níjar, hasta un local de alterne de la Cañada de San Urbano, en la capital.

Durante el camino, fue dando instrucciones a ambos del papel que deberían representar cada uno de ellos para fingir una relación sentimental previa. Además, el contacto de la mujer dio unas instrucciones para demostrar unos «visibles» malos tratos ante espectadores anónimos.

La arrestada manifestó en su declaración en sede policial que recurrió a esta persona, porque otras mujeres en su misma situación habían obtenido un permiso de residencia.

Permisos de residencia extinguidos

La operación ‘Charco’ de la Policía Nacional se ha saldado con la detención de cuatro personas, un hombre y tres mujeres, todos de origen marroquí. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones en un futuro.

Por el momento, han sido extinguidos los dos permisos de residencia obtenidos por ambas arrestadas y, desde la Policía Nacional, se está llevando a cabo una revisión pormenorizada de los permisos de residencia obtenidos en base a una situación de maltrato, por si procede la revocación de los mismos, según ha destacado la Comisaría. Todos los arrestados han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción 6 de Almería.