El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha advertido este viernes de que si persiste el aumento de la presión hospitalaria en camas y en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por el coronavirus Covid-19 «nos veremos abocados a pedir el toque de queda para toda la comunidad».

Aunque, ha dejado claro que su aplicación de 23.00 a 06.00 horas se iniciará en Granada una vez que reciba el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Posteriormente se estudiará en el resto de provincias «según la evolución que tenga cada uno de ellos».

Aguirre se ha pronunciado de este modo en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, un día después de que la Junta anunciase su decisión de extender a partir del próximo domingo a las ciudades de Córdoba, Jaén y Sevilla las medidas restrictivas ya vigentes en Granada y su área metropolitana, donde se estudia aplicar restricción de movilidad nocturna en la franja de 23.00 a 6.00 horas en Granada y su área metropolitana, decisión pendiente de autorización por parte del TSJA.

A la espera del plácet del TSJA

«En un principio es una línea que hemos pedido de limitación de movilidad a las personas, hemos puesto de horario de 23.00 a 06.00 horas. Lo empezamos a explorar hace ya unos diez días y los informes jurídicos son positivos. Estamos esperando también el plácet del TSJA y espero que sea también positivo con los cambios que ellos crean oportunos de cara a la petición que hemos hecho. Y sí es así, empezaremos a aplicarlo en Granada, que registra una mala evolución esta semana rondando los mil casos por mil habitantes. Tengo que limitar el movimiento al máximo en Granada porque mientras menor sea el movimiento, menor será el número de contagio». Así se ha explicado el titular andaluz de Salud.

Acto seguido, Aguirre ha advertido de que «si la curva sigue subiendo de esta forma y tengo el plácet para la limitación de movilidad a personas y vehículos de 23.00 a 06.00 horas lo aplicaré también en otros territorios, según la evolución que tenga cada uno de ellos».

Por otra parte, ha dejado claro que «intentaremos hacer cirugía lo más selectiva posible para intentar no dañar el tejido empresarial. Así como la actividad económica de cada uno de los territorios».

El toque de queda en Andalucía comenzará por provincias

«Ahora mismo empezaremos por provincias y si seguimos así nos veremos abocados a pedirlo para toda la comunidad autónoma. Depende de la evolución que tenga la curva, sobre todo, clínica de ingresos y hospitalaria a nivel de Covid; que es nuestra variable más importante», ha añadido el consejero.

En esta línea ha defendido la decisión de empezar por Granada porque sus cifras de incidencia «triplican» las de Jaén. Y también «duplican» las de Córdoba y Sevilla con «mayor presión hospitalaria».

«Lo primero que quiero es tener la posibilidad de decidir de forma autónoma la limitación de movilidad desde el punto de vista jurídico. En el momento que la tengamos la aplicaremos en Granada y según la evolución en otros sitios actuaremos de la forma más rápida posible. En el momento que veamos que la evolución sigue siendo ascendente, actuaremos en consecuencia», ha insistido Aguirre.

Además, ha expuesto que el horario propuesto por la Junta para el toque de queda permite cenar hasta las 22 horas con margen para volver a casa. Todo para que a partir de las 23 horas «no haya movimiento salvo el estrictamente necesario para trabajo y servicios esenciales».

¿Estado de Alarma en Andalucía?

Preguntado por si la Junta de Andalucía contempla solicitar al Gobierno la declaración del estado de alarma si el TSJA no avala su propuesta para el toque de queda, el consejero de Salud ha recordado que «hasta ahora todos los dictámenes del TSJA sobre limitaciones de movilidad han sido positivos y esperemos que se mantenga la misma tónica».

También ha señalado que el Gobierno expuso en el Consejo Interterritorial que «aún no tenía claro qué medida jurídica tenía que tomar, si estado de alarma o si podía hacerlo sencillamente cambiando la Ley 3/86, y que lo estaban explorando».

«Desde Andalucía le pedimos que concretara qué tipo de medida y que si podía facilitarnos armas a las comunidades para jurídicamente poder actuar», ha añadido Aguirre.

El consejero andaluz ha apuntado que le parece bien que el «el Ministerio explore vías para un toque de queda a nivel nacional o a nivel autonómico. Pero yo voy a ir dando mis movimientos porque no puedo esperar».

Y es que Andalucía lleva una semana con una «subida exponencial» de contagios e ingresos hospitalarios que «hace que tengamos que tomar medidas mucho más drásticas» en relación con la movilidad porque «es la única fórmula de disminuir los contagios».

El consejero ha admitido que la presión asistencial ha empezado a obligar a diferentes hospitales andaluces a evaluar el volumen de la actividad quirúrgica no urgente u oncológica; que tuvo que ser «cerrada de facto en marzo», en el pico máximo de la pandemia.

Hay centros en los que ya han tomado medidas, entre los que ha citado el Hospital de la Inmaculada en Almería, el Hospital de Puente Genil (Córdoba), los dos hospitales de Granada capital y los tres hospitales de Sevilla.

Mascarillas obligatorias en bares y haciendo deporte

A partir de este viernes 23 de octubre será obligatorio el uso de mascarillas en Andalucía en bares y al hacer deporte al aire libre. Así lo ha establecido el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

La Junta de Andalucía establece a partir de este viernes 23 de octubre que el uso de mascarilla será obligatorio para la práctica deportiva al aire libre si no se puede garantizar en todo momento la distancia de seguridad interpersonal y en los establecimientos de hostelería y restauración mientras no se esté consumiendo.

Así lo establece una orden de la Consejería de Salud y Familias que entra en vigor este viernes con la modificación de la orden de 14 de julio que regula el uso de mascarillas en Andalucía; que fue aprobada este jueves por el Consejo de Gobierno de la Junta para frenar el avance de los contagios de coronavirus Covid-19 en la comunidad tras la reunión del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto y del Comité Director de Alertas presididas por el jefe del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno.

La orden establece en primer lugar que «el uso de mascarilla será obligatorio en dos casos concretos. Por un lado, para todas las personas en los establecimientos de hostelería y restauración en los que se sirvan a clientes productos para su consumo en el mismo; salvo en el momento de la ingestión».

En el caso de la práctica físico-deportiva no federada, la actualización de la orden de la Consejería de Salud y Familias determina: «El uso de mascarilla será obligatorio si no se puede garantizar en todo momento la distancia de seguridad interpersonal».