Dicen que las comparaciones son odiosas. Y en este caso viene perfectamente al hilo. Cada generación nació y creció con diferentes ídolos. Siempre habrá defensores de uno y de otros. Pero siempre quedan las anécdotas, los recuerdos imborrables de los que sí lo vieron. Esos que nunca olvidan. Que mantienen en su retina lo más elemental del fútbol. Goles y regates. Driblings, filigranas y peripecias. Pelé, Messi, Maradona… Son seguramente los tres mejores futbolistas que se han visto sobre la faz de la tierra. Pero hoy hablaremos solamente de uno de ello. Y para ello nos vamos hasta Brasil, tierra de la samba y el carnaval.

Este viernes cumple 80 años O’Rey, el apelativo que acompaña al considerado por muchos el mejor jugador de la historia del fútbol: Pelé. Sus números aplastan los debates: más de mil goles y tres mundiales. Un mito eterno.

Cuenta Pelé que cuando tenía nueve años vio llorar por primera vez a su padre. Fue la tarde de 1950 en la que Brasil perdió contra los uruguayos la final del «Maracanazo». Ese día el niño le prometió: «no llores más, papá, yo levantaré esa copa para ti». Y cumplió su promesa, vaya si la cumplió.

En 1958 formó parte de una delantera inolvidable: Garrincha, Didí, Vavá, Pelé, y Zagallo. Una generación de futbolistas única que dio lugar al conocido «jogo bonito». Era solo un adolescente de 17 años cuando ganó su primer Mundial, marcando además dos goles en la final.

Su momento cumbre llegó doce años más tarde. En la final contra Italia, el defensa italiano que lo marcaba, Tarsicio Burgnich, afirmaría de manera memorable: «cuando yo estaba en el suelo, Pelé todavía estaba en el aire».

Un viejo aficionado al fútbol y a las películas comentó una vez: «yo he visto un fútbol que vosotros no creeríais». Había visto jugar a Pelé. Afortunadamente el cine rescata para las nuevas generaciones las imágenes de este genio que este viernes cumple 80 años. Para que todas aquellas viejas jugadas no se pierdan en el tiempo… como lágrimas en la lluvia.

Beckenbauer: «Pelé es el mejor de todos los tiempos»

El exfutbolista alemán Franz Beckenbauer ha enviado a su antiguo compañero Edson Arantes do Nascimento ‘Pelé’ un «vídeo de felicitación» con motivo de su 80 cumpleaños. De hecho no ha dudado al calificarlo como «el mejor futbolista de todos los tiempos».

«Durante décadas hemos estado unidos por una maravillosa amistad que siempre ha significado mucho para mí», destacó el ex jugador y técnico de 75 años.

En los 70, los dos jugadores estrella fueron compañeros de equipo durante un breve lapso en el Cosmos de Nueva York. «Allí pude admirar tus habilidades futbolísticas casi todos los días», escribió Beckenbauer. Fuera del campo, dijo, «aprendí a apreciar al gran hombre Pelé». Destacó que el brasileño estaba ahí para todos y «siempre ayudaba».

En los últimos años «ambos tuvimos que luchar con algunos problemas de salud, por lo que el contacto no es tan intenso como solía ser», reconoció Beckenbauer. «En tu cumpleaños, sin embargo, naturalmente pensaré en ti y en nuestra hermosa amistad», concluyó.