El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido este viernes que la situación de la pandemia de coronavirus en España es «grave» y empeorará con la llegada del invierno, por lo que ha pedido «determinación» y «unidad» a las fuerzas políticas para doblegar la segunda curva «al igual» que se hizo con la primera, lo que pasa por reducir la movilidad.

 

En una declaración institucional desde el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha asegurado que la «realidad sin adornos» es que España está registrando picos récord de contagios, lo que ha llevado a varias comunidades autónomas a adoptar medidas cada vez más restrictivas.

En este punto, ha subrayado que las comunidades autónomas son las responsables de las medidas que se deban ir adoptando y, cuando una de ellas alcance un nivel de alerta «extrema», podría requerir de iniciativas excepcionales que «podrían» necesitar el sustento del estado de alarma.

Sánchez ha planteado el «reto colectivo» de alcanzar una incidencia acumulada de menos de 25 contagios por cada 100.000 habitantes en 14 días –España actualmente está en 348– y ha reconocido que para ello es necesaria la «máxima colaboración, conciencia y disciplina ciudadana».

«Como ocurrió en la primera ola, lo podemos lograr de nuevo si tenemos máxima disciplina social, máxima resistencia, espíritu de equipo y moral de victoria», ha animado reconociendo los «sacrificios» que esto conlleva.

Arrimadas llama a Pedro Sánchez para pedir un plan nacional contra el Covid 

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha llamado por teléfono al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; este viernes para pedirle que «tome el control» y aplique un plan nacional contra el coronavirus con medidas «contundentes» que eviten un nuevo confinamiento. De esta manera, Arrimadas ofrece el apoyo de Cs en el Congreso para un estado de alarma en caso de que sea necesario.

Así lo ha dicho Arrimadas en rueda de prensa en la sede de la formación naranja tras mantener una reunión con el Comité Permanente del partido, con los cuatro vicepresidentes que tiene Cs en gobiernos autonómicos –Ignacio Aguado, Juan Marín, Isabel Franco y Francisco Igea– y con la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís para analizar la situación de la segunda ola de contagios de Covid-19.

«He llamado al presidente del Gobierno para decirle que tome el control ya y que decrete el estado de alarma si es necesario. Con el objetivo de adoptar medidas contundentes que eviten un segundo confinamiento como el de marzo», ha declarado. Además, pide a los diputados del PP a respaldar ese instrumento para así no tener que depender de partidos nacionalistas.

A su juicio, esta segunda ola «se ha descontrolado». Por eso reclama al Ejecutivo central que deje de «lavarse las manos y derivar la responsabilidad a las comunidades autónomas»; y diseñe «un plan nacional con criterios claros, medidas concretas, indicadores de seguimiento y un instrumento jurídico que dé certidumbre».