La Asociación de Hosteleros de Sevilla ha advertido de que el cierre a las diez de la noche  supone «una sentencia de muerte» para el sector. Por ello, ha exigido la implantación del toque de queda, ya que considera «absolutamente contradictorio que se cierre la hostelería mientras se pueden mantener reuniones privadas sin control».

En un comunicado, la hostelería sevillana critica el «maltrato» al sector. «Solo hemos pedido una hora más, solicitamos tan solo dar la cena», señala su presidente, Antonio Luque.

En su opinión, «se ha vuelto a maltratar al sector» y considera que «no tiene sentido» que los establecimientos hosteleros cierren a las diez, «pero se sigan permitiendo reuniones privadas».

La asociación sevillana ha recalcado que, los contagios por coronavirus en hostelería «no superan el 3,5 por ciento. Es absolutamente contradictorio que se apliquen estas medidas al sector sin que vengan acompañadas por un toque de queda».

En cuanto a la limitación del aforo en interior y exterior, la patronal ha apuntado que llevará «a la ruina absoluta a más de la mitad de la hostelería de la ciudad».

Según Luque, «esto es una herida de muerte para el sector». «Si muchos de nuestros compañeros no superaron el confinamiento, estas medidas van a suponer la ruina total de muchísimos de ellos», avisa.

Continúa el aumento de casos

Los datos de la Consejería de Salud y Familias, indican que Sevilla capital, con una población de 688.592 personas, cuenta el jueves con una tasa de contagio de 370,8 positivos Covid por cada 100.000 habitantes, 30 puntos más que el miércoles.

Así, ascienden a 2.553 los casos confirmados en los últimos 14 días, 210 más; de los que 1.025 son en los últimos siete días, 66 más que el miércoles. El total de casos acumulados alcanza los 8.572, con 2.928 curados, lo que supone 614 y 27 personas más que el miércoles; mientras que los fallecidos ascienden a 199, cinco más que el día anterior.