El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha manifestado que «es preferible cerrar ahora quince días y poder salvar la campaña de Navidad». Si bien no ha concretado si la fórmula debería ser un nuevo confinamiento y estado de alarma.

«El Gobierno central tiene que tomar una decisión. Debemos tomar medidas que realmente paren una situación de crecimiento de los contagios«, según ha señalado Marín, en una entrevista con la Cadena Ser.

Ha reconocido que en Andalucía se han «disparado los contagios» en apenas ocho de que a finales de septiembre se estuviera en una situación de descenso de la curva. Ha indicado que la Junta ya está tomando medidas importantes para afrontar la situación y que siempre tendrán un carácter sanitario y no político.

Ha mostrado, además, su preocupación por el elevado número de contagios entre los colectivos de jóvenes. Este es el principal problema en este momento.

Ante este panorama, el vicepresidente ha señalado que hay que tomar medidas para frenar los contagios y «salvar la campaña de Navidad«: «Es preferible cerrar ahora quince días y salvar la campaña de navidad».

En su opinión, el Gobierno central se tiene que plantear poner en marcha medidas en todo el territorio nacional. A su vez, ha manifestado que la reunión con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue «sencillamente una nueva tomadura de pelo«. El Gobierno no puso sobre la mesa ninguna «propuesta para parar esta situación» y se limitó a pedir la opinión de las comunidades.

Los españoles, a favor de medidas más duras

El número de españoles a favor de tomar medidas de control y aislamiento más exigentes ha aumentado del 53 al 62,4 por ciento. Esto significa que los que prefieren continuar como hasta ahora bajan hasta el 20,1 por ciento de la población.

Asimismo, un 2,5 por ciento afirma que se deberían tomar medidas dependiendo de cada zona, mientras que permanecen estable la población que duda o desconoce qué medidas deberían tomarse (7,4%).

Además, un 1,6 por ciento apuesta por el desarrollo de nuevas medidas más eficaces y mejor planteadas; el 1,2 por ciento pide el cumplimiento de las medidas, más control y penalizaciones y un 1,1 por ciento afirma que se deben imponer medidas de concienciación ciudadana y responsabilidad.