A las especiales dificultades que el COVID está ocasionando a las personas sordas, se le añade los impagos y falta de atención por parte del Gobierno socialista de Mamen Sánchez, según denuncia el PP. Ante esta situación, los populares han mantenido un nuevo encuentro con Apesorje.

El portavoz popular, Antonio Saldaña, ha puesto de relieve la especial incidencia del COVID en la vida de la comunidad sorda de Jerez puesto que a los problemas y restricciones que todos tenemos se suma la extraordinaria dificultad para la comunicación al no haber aún mascarillas transparentes que estén homologadas.

Una cuestión que, desde Apesorje, entienden debe dar pronto con una solución, así como la dificultad de muchas personas sordas, especialmente mayores, de comunicarse mediante las nuevas tecnologías, sin que además les sea fácil que alguien les explique.

Además de estos problemas, como señala Saldaña, se añade que desde el Gobierno socialista de Mamen Sánchez «se tiene olvidadas a las personas sordas». De un lado, con una deuda que supera los 5.000 euros y que está provocando problemas económicos a Apesorje. Y luego con un convenio muy desactualizado y una no correcta atención de la administración pública a las personas sordas.

Saldaña ha trasladado a Apesorje no solo su felicitación por su labor durante estos 50 años en Jerez, sino su compromiso de trabajar para una mejora del convenio y de las condiciones en las que desarrollan su función de inserción de las personas sordas en la sociedad jerezana.