Agentes de la Guardia Civil de Cádiz han evitado un alijo de hachís de 1770 kilogramos cuando pretendía ser introducido por la zona del Puente de Hierro, entre los términos municipales de Puerto Real y San Fernando (Cádiz).

Como consecuencia de este servicio han detenido a una persona y han incautado 59 fardos de hachís envueltos en sacos de arpillera. Así como la embarcación panelable y el motor en que se transportaba el género ilícito.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, los hechos se produjeron sobre las 8,00 horas del pasado día 19 de octubre. Una patrulla del Puesto de Puerto Real, que realizaba servicio por la zona del Puente de Hierro, sorprendió a tres personas mientras descargaban un alijo en la orilla puertorrealeña del caño.

Así, de forma inmediata detuvieron a uno de ellos e incautaron la droga y la embarcación en que se transportaba el estupefaciente.

Pretendían entrar por Puerto Real

Una vez asegurado el detenido, la droga y la embarcación, pudieron constatar que se trataba de 59 fardos de hachís envueltos en sacos de arpillera; que una vez pesados arrojaron un peso de 1.770 kilos. La embarcación se trataba de una panelable de siete metros de eslora y provista de un motor de 60 cv.

Tras esta primera intervención se organizó un dispositivo de búsqueda de los otros dos participantes en el alijo. Por el momento no se ha producido ninguna nueva detención.

El detenido la droga y la embarcación han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial; iniciándose una investigación para la localización de los responsables del alijo frustrado.

Fin a una banda criminal que traficaba con cocaína y heroína en la provincia

Agentes de la Guardia Civil de Cádiz, en el marco de la operación denominada ‘Darkness’, ha desarticulado una organización criminal dedicada a la venta de cocaína y heroína en Barbate, en lo que se conoce como ‘menudeo’.

En la operación, se ha detenido a una persona y se han investigado a otras 18; cuatro de los cuales se encontraban en prisión por presuntos delitos relacionados con el narcotráfico.

Según la Guardia Civil, la operación ‘Darkness’ no tiene un comienzo bien definido; ya que, desde la explotación de la operación ‘Carrero’ a primeros de marzo de este año, los guardias civiles del Puesto de Barbate no han cejado en su empeño de que no se ocupara el vacío de poder dejado por el clan de Norberto.

Así, se montaron dispositivos de control y vigilancia en la zona, que unas veces permitían la intercepción de consumidores; en otras a personas que regentaban puntos de venta en localidades de La Janda; y que se desplazaban hasta la Barriada del Pinar para comprar «papelas» de «rebujo» ya preparado y que posteriormente volvían a adulterar.

Además, el 22 de abril, en pleno Estado de Alarma, se detuvo a una persona que ocultaba entre sus ropas dos envoltorios con 56 gramos de cocaína en roca y 16 de heroína. Asimismo, el 30 de julio se interceptó al cabecilla de la organización cuando volvía de comprar medio kilo de cocaína en roca; que garantizaba el suministro de estupefacientes para sus compradores.