Proponen alejar las casas de apuestas de los centros educativos en Málaga

El PSOE de Málaga pretende alejar las casas de apuestas «al menos en un radio de 500 metros»

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, ha pedido a los grupos PP y Ciudadanos que «ayuden a limitar el grado de alcance de la ludopatía» alejando las casas de apuestas de los centros educativos al menos en un radio de 500 metros, a través de una ordenanza».

Así, ha detallado que esta es la principal propuesta de las varias que conforman una moción presentada por los socialistas «para limitar la afección de una enfermedad que se extiende de manera silenciosa, la ludopatía».

Pérez ha animado a los grupos de la derecha en el Ayuntamiento, PP y Ciudadanos, a que voten a favor de esta moción «y no hagan como sus grupos en el Gobierno regional, que con ayuda de Vox en el Parlamento andaluz tumbaron una Proposición de Ley que el Grupo Parlamentario Socialista presentó con este mismo fin, denominada ‘Prevención del juego patológico en Andalucía'».

«De hecho, durante el debate de esta Proposición de Ley el grupo Vox dijo que no se podían oponer a una actividad que creaba puestos de trabajo. Nosotros, los socialistas, les decimos que lo primero es que no se rompan las familias», ha recriminado Pérez.

En este punto, ha indicado que «puesto que no podemos suspender por el momento esta actividad económica en las casas de apuestas, debemos proteger a nuestros jóvenes de la adicción más silenciosa del siglo XXI, la del juego. Para ello, los políticos de la ciudad debemos ser responsables y exigir que se alejen de colegios e institutos al menos en medio kilómetro con una ordenanza que ya propusimos durante la pasada legislatura».

Así lo ha señalado Pérez junto con la concejala Rosa del Mar Rodríguez; al presidente de la Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Amalajer), Francisco Abad, y de dos jóvenes en rehabilitación, Sergio Romero y Alejandro Torres, en el cruce de las calles Gaucín con Sierra Blanca, donde una casa de apuesta se encuentra aneja a tres centros educativos.

«Las casas de apuestas son una plaga en los barrios obreros, una plaga que empieza en la adolescencia con la puerta de entrada de los videojuegos y con cantidades pequeñas que suponen un gasto mínimo, cantidades que van aumentando sin control. Estos locales de juego han disparado su facturación en los últimos tiempos llegando a mover en nuestro país 8.000 millones de euros y no cesan de abrir locales», ha señalado Pérez.

Por ello, el portavoz socialista ha pedido al equipo de gobierno municipal que «se lleven a cabo en los centros educativos de Educación Primaria y Secundaria campañas cíclicas de prevención y sensibilización sobre estas conductas».

Para ello, ha continuado, se podrá contar con colectivos que ya trabajan en Málaga para prevenir esta adicción. Además, «exigimos un refuerzo de la formación de la Policía Local sobre esta problemática, así como aumentar los controles en estos salones cara a detectar posibles casos de menores».