Muere la ‘madre coraje’ Margarita Seisdedos

Célebre por su ladrillo en el bolso para defender a su hija Yurena/Tamara

Ella también fue una madre coraje. Con todos los honores. Y con unas agallas a vista de los televidentes españoles. Durante muchísimos años en la pequeña pantalla. Por defender a su hija, la cantante Tamara o Yurena -tanto monta un nombre como otro- en la incomprendida época friki del “No cambié, no cambié, no cambié”.

Amor de madre elevado a la enésima potencia. Margarita Seisdedos comenzó a frecuentar los platós de televisión para sacar uñas y dientes a favor de su hija en las no pocas polémicas que la artista creaba -o en las que se veía envuelta-.

Ha fallecido Margarita, a los 91 años de edad, tras luchar largo tiempo contra el alzhéimer y el párkinson. Su última participación televisiva fue a través de una llamada telefónica cuando su hija participaba en ‘Supervivientes 2016’. Para darle ánimos en aquella difícil y complicada aventura.

“Yo estoy bien, o sea que tranquila, que gracias a Dios no puedo quejarme. Te mando un beso no, cincuenta besos y tienes que ganar”. Un año más tarde Yurena ya compartía en televisión el delicado estado de salud de su madre: “Es difícil pensar que ya no va a volver a ser lo que era. Ahora parece una niña pequeña, ella que siempre había sido un roble, tan fuerte”.

Pero debemos remontarnos a los años 2000. Porque el pelotazo mediático del ‘No cambié’ propició que Margarita Seisdedos fuese presencia habitual en programas como ‘Crónicas marcianas’ de Xavier Sardá.

¿Por qué será además recordada esta madre total? Pues indudablemente por su inseparable bolso con un gran ladrillo dentro: arma de ataque que usaba contra los paparazzi de la prensa rosa, de la prensa del corazón, en plena calle.

Las palabras de Yurena, a la hora de la muerte de su madre, no dejan duda de la unión que siempre compartieron: “Mi luz, mi estrella, mi vida, mi ángel, mi reina, eso has sido para mí, mamá, desde que nací hasta tu último aliento”.