Málaga, a la vanguardia contra los ataques cardíacos 

La ciudad incorpora 279 desfibriladores al alcance de los ciudadanos y los visitantes 

La ciudadanía malagueña y las personas visitantes pueden localizar desde este martes, en caso de que sea necesario su uso, los 279 desfibriladores existentes en la ciudad de Málaga a través de sus dispositivos móviles y ordenadores.

Así, a través del callejero de Málaga se geolocalizan los desfibriladores y se indica la ruta de acceso más cercana para poder acceder a su utilización.

En la plataforma se indica el edificio o espacio público donde están situados, el horario en el que están abiertas estas dependencias y un teléfono de las mismas. Además, en el caso de los dispositivos situados en los autobuses de la EMT, señala la línea, la matrícula y número del vehículo y la localización exacta por donde está circulando en ese momento.

De los 279 desfibriladores incluidos en esta plataforma de acceso ciudadano, 227 han sido instalados por el ayuntamiento en distintas dependencias municipales y en autobuses de la EMT. Concretamente 202 están ubicados en edificios y 25 en todos los autobuses de las líneas C1 y C2 y en algunos de la línea 3, por ser estas las que transitan por las zonas más densamente pobladas de la ciudad.

El resto de desfibriladores se encuentran en edificios de la UMA, Diputación Provincial, centros educativos, Delegación de Salud de la Junta de Andalucía, Metro, aeropuerto o PTA.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha destacado que «en la línea de la ciudad cardioprotegida que queremos que Málaga vaya siendo hoy se presenta una aplicación desarrollada para que se pueda localizar los 279 desfibriladores».

«Tratamos de que haya cada vez más», ha dicho, señalado, además, que también hay cursos de formación para utilizarlos y atender a las personas.

«Vamos trabajando de una manera global, es un tema que no es caro hacerlo pero que supone sumar muchas voluntades y entenderlo como un gran proyecto colectivo de prestigio para la ciudad de Málaga», ha agregado.

La aplicación que hace posible la localización de los desfibriladores ha sido diseñada por un equipo multidisciplinar de las Áreas de Seguridad (Protección Civil), Derechos Sociales e Innovación (Centro Municipal de Informática); en el que también han colaborado, entre otras instituciones, EPEZ-061, Fundación Iavante, Universidad de Málaga, Colegio de Médicos, Expaumi, Plan nacional de RCP-Semicyuc y la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva (Samiuc).