El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha instruido diligencias para el posible cierre definitivo de un bar que, en el plazo de un mes, ha incumplido en varias ocasiones la normativa sanitaria vigente por el Covid-19.

Según concreta el Consistorio en una nota de prensa, se trata del mismo bar en la zona del Paraíso donde a mediados de agosto la Policía Local tuvo que acudir en dos ocasiones la misma madrugada por encontrarse repleto de jóvenes, con más aforo del permitido, fuera de horario y sin portar mascarillas de protección en su mayoría.

En aquel momento, la denuncia fue la base para un expediente disciplinario, todavía en curso, elevado por el Ayuntamiento a la Delegación en Sevilla de la Consejería de Salud y Familias de la Junta, con competencia en la materia.

El Consistorio informa que el pasado fin de semana, y gracias a la colaboración del vecindario, la Local desalojó nuevamente el bar, donde se celebraba una fiesta privada fuera del horario. En dicha fiesta, no se contaba con las garantías sanitarias exigidas por parte de los jóvenes que participaban en la misma.

Esta nueva instrucción, junto a la anterior, se remiten a la sección de licencias y actividades de la Delegación municipal de Transición Ecológica para valorar las condiciones técnicas y legales que conciernen a este establecimiento.

El Ayuntamiento subraya que desde que se decretase el estado de alarma y posteriormente en la nueva normalidad, la Policía Local de Alcalá ha realizado inspecciones y visitas informativas a los bares para, una vez explicadas las condiciones de apertura y funcionamiento, «poner la lupa» sobre aquellos locales donde pudiera estar incumpliéndose la normativa vigente.

Limitaciones en bares, restaurantes y el cierre de discotecas por el Covid

La Junta de Andalucía publicó el pasado 16 de agosto la nueva normativa en el ocio que entraba en vigor en la comunidad andaluza. En ella, se confirmaba la prohibición de fumar al aire libre, el cierre de discotecas y bares de ocio, y limitaciones en hostelería. Fija además la realización de pruebas PCR a los trabajadores sociosanitarios que vuelvan de vacaciones o sean nuevos contratados.

Con estas medidas, los establecimientos de hostelería no pueden superar el 75% de aforo máximo para consumo en el interior del local. Eso sí, salvo los establecimientos especiales de hostelería con música, que no podrán superar el 60% de su aforo. En el supuesto que se dediquen exclusivamente al consumo de bebidas, no tienen autorizada su apertura.

Distancia mínima de 1,5 metros entre clientes o grupos 

El consumo dentro del local puede realizarse en la barra o sentado en una mesa, o  grupaciones de mesas. Se debe asegurar el mantenimiento de la debida distancia de seguridad entre mesas o grupos de mesas. Entre clientes de diferentes grupos deben haber como mínimo 1,5 metros o, entre clientes situados en la barra. La ocupación máxima será de diez personas por mesa o agrupación de mesas.

Las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería pueden ocupar la totalidad de las mesas. Según las que el local cuente como permitidas en el año inmediatamente anterior en base a la correspondiente licencia municipal. O bien de lo que sea autorizado para este año 2020.

En el caso que la licencia sea concedida por primera vez, siempre que se mantenga la debida distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros entre las mesas o agrupaciones de mesas. En todo caso la ocupación máxima de estas es de 10 personas.

Además, quedó establecido como horario de cierre de los establecimientos las 1:00 horas como máximo. Con esto no pueden admitirse nuevos clientes a partir de las 00:00 horas.