La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 34 años como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria; de otro contra la seguridad vial por conducir sin carné tras haber perdido todos los puntos; y de un delito de atentado a agentes de la autoridad, al haber agredido a los guardias civiles que fueron en su auxilio cuando se estrelló contra una mediana.

Una patrulla de la Guardia Civil de Maracena vio que el ahora detenido, un vecino de Las Gabias con numerosos antecedentes policiales, circulaba con su turismo de madrugada por la A-44, a la altura del municipio de Peligros. Llevaba uno de los faros fundidos.

Intentaron interceptar el vehículo para apercibirlo, pero el conductor no solo no hizo caso a las señales de los agentes, sino que aceleró y huyó conduciendo de forma temeraria.

Los guardias civiles salieron en pos del vehículo fugado, vieron cómo abandonaba la A-44 por la salida 125. Y cómo se estrellaba contra la mediana de la A-92G cuando tomaba dirección Córdoba a gran velocidad. Los agentes acudieron a auxiliar al conductor, pero se revolvió e intentó huir agrediéndoles.

En ese momento llegó otra patrulla de la Guardia Civil y entre los cuatro agentes consiguieron reducirlo y detenerlo. Durante la detención dos de los guardias civiles resultaron heridos y uno de los coches patrulla sufrió daños de consideración en una de las puertas. Una vez detenido comprobaron que este individuo huía porque carecía de permiso de conducir al haber perdido todos los puntos.