Agentes de la Policía Nacional han detenido este pasado martes en Marbella (Málaga) en un control de vehículos al conductor de un turismo con 31 kilogramos de hachís en el maletero y casi 6.000 euros en metálico entre sus pertenencias.

El sospechoso, de 46 años y nacionalidad británica, resultó detenido por su presunta implicación en un delito de tráfico de drogas, según han informado desde la Comisaría de Policía Nacional de Málaga en un comunicado.

Los hechos tuvieron lugar la tarde de este pasado martes, a las 19.20 horas, durante un control de vehículos y personas en la Carretera de Ojén, en la localidad de Marbella. Agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) dieron el alto al conductor de un turismo, que viajaba solo.

Así, tras ser requerido para que aportara su documentación y detuviera el coche, esta persona hizo caso omiso y aceleró la marcha de manera brusca. Finalmente los policías consiguieron interceptar el vehículo.

En la inspección hallaron una caja bajo una manta, en el maletero, que contenía un cargamento de hachís dispuesto en una treintena de paquetes, que arrojaron un peso de 31,30 kilos de esta sustancia estupefaciente. Además al detenido portaba entre sus pertenencias 5.910 euros en efectivo.

Piden más medios para combatir el narcotráfico

El sindicato Jupol, mayoritario en el Consejo de la Policía, ha reiterado su petición para la dotación de medios materiales y humanos para la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar. Aseguran que en esta zona «el problema está en plena escalada de violencia contra los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado».

En una nota, el portavoz de Jupol, Pablo Pérez, ha afirmado que «el problema del narcotráfico en la zona del Campo de Gibraltar está en plena escalada de violencia; creando una gran alarma social y un sentimiento de impunidad en estos delincuentes».

Así, el sindicato policial realiza esta petición desde las unidades de las unidades de UPR, que llevan a cabo las tareas de refuerzo en la lucha contra los narcos en esta zona.

Jupol ha recordado que se han reclamado en varias ocasiones que se pongan en marcha todas las medidas posibles, tanto materiales como humanas: «Para frenar esta violencia y poder actuar de una manera mucho más efectiva contra los narcotraficantes y el narcotráfico».

Vehículos 4×4

Pérez ha insistido en la necesidad de dotar a las unidades de la UPR en este tipo de operativos de vehículos 4×4 para poder actuar de forma efectiva en zonas de playa o terrenos sin asfaltar. Por otro lado, ha solicitado la dotación de defensas para los vehículos de estas unidades, que garanticen la seguridad de los agentes en los casos de embestidas por parte de los narcos.

Además, ha pedido la dotación de más materiales de defensa para los propios agentes, «que aumenten su seguridad ante los ataques de los narcos». Materiales como escudos, cascos balísticos, arietes o armas largas.

Finalmente, la organización sindical ha insistido al Gobierno y a la Dirección General de la Policía en que «ponga todos los medios a su alcance para que se restablezca el principio de autoridad». A juicio de Pablo Pérez, «se está perdiendo en esta zona de España, por la impunidad que sienten los narcos y el narcotráfico».