La Guardia Civil de Cádiz ha detenido a una persona en Alcalá de los Gazules. El hombre es el presunto autor de un delito de tráfico de drogas; cuando transportaba cinco kilos de polen de hachís ocultos en dos dobles fondos o ‘caletas’. La droga se había practicado en los asientos traseros del vehículo en el que viajaba. Tras ser puesto a disposición judicial se ha decretado su ingreso en prisión.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota, los hechos tuvieron lugar cuando los agentes del Puesto de Alcalá de los Gazules realizaban un punto de verificación de personas y vehículos en las inmediaciones de la carretera A-38. Todo ello en coordinación con otras Unidades de la Comandancia de Cádiz y en el marco de uno de los operativos que se realizan en la zona contra el narcotráfico.

Dicha carretera de Alcalá es una de las vías más calientes tanto para el tráfico de drogas como de contrabando de tabaco proveniente del Campo de Gibraltar.

Los guardias civiles procedieron a identificar al conductor y único ocupante de un turismo de la marca Volkswagen, modelo Golf de color blanco. El hombre dio muestras de nerviosismo al percatarse del dispositivo policial.

Poco colaborador con los agentes

Una vez los agentes aseguraron el vehículo controlado, procedieron a la inspección del mismo. Acto seguido le practicaron un registro superficial de las pertenencias del conductor. El hombre se mostró en todo momento poco colaborador con los agentes actuantes. A su vez, incurría en numerosas contradicciones, que llevaron a los guardias civiles a inspeccionar el vehículo de forma muy minuciosa.

De esta forma, los agentes pudieron confirmar que los respaldos de los asientos traseros del vehículo habían sido manipulados para albergar sendos dobles fondos o ‘caletas’, como se conoce a estos escondites. En el interior de ambos se ocultaban 50 placas de polen de hachís, cuidadosamente envasadas al vacío para tratar de minimizar el olor, que arrojaron un peso de cinco kilos.

Por todo ello, se le comunicó al conductor el hecho de su detención como presunto autor de un delito contra la salud pública, siendo trasladado a dependencias oficiales para la instrucción de las oportunas diligencias. El detenido, una vez identificado resultó ser un varón de 33 años de nacionalidad marroquí y con residencia legal en Los Barrios.

El presunto autor del delito pasó a disposición del Juzgado de Instrucción Número 4 de Chiclana, donde prestó declaración, decretando el titular del juzgado su ingreso en prisión.

Un nuevo golpe a la droga en Cádiz

Los sucesos con droga de por medio en la provincia de Cádiz se viven a diario. De hecho, este miércoles 23 de septiembre se ha conocido otra detención. En este casos en la costa de Conil, donde dos personas han sido pillados cuando transportaban 30 fardos con 1.000 kilos de hachís. 

La operación fue coordinada por el Centro Operativo Complejo de la Comandancia de Cádiz con el apoyo del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Cádiz.

El servicio se produjo la noche del día 16 de septiembre. Ese día, los agentes que operaban el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) detectaron la presencia de una embarcación recreativa cabinada sospechosa. Estaba tripulada por dos varones y con rumbo a las costas de Conil de la Frontera.