Tras dos prórrogas consecutivas del Presupuesto de 2018 y casi 10 meses desde que empezó 2020, el PSOE de Mamen Sánchez ha publicado en el BOP «un Presupuesto que no es bueno para Jerez», razón por la cual el PP ha mostrado su rechazo.

Y es que, como ha explicado el popular Jaime Espinar, «las cuentas del PSOE junto a la izquierda radical suponen recortes en los asuntos que más necesita la ciudad y, en cambio, contemplan un aumento de la deuda y una importante subida del 55% en altos cargos y un 88% en asesores».

Así, los populares han rechazado un Presupuesto. que «llega tarde y que, a pesar de aprobarse en septiembre, no tiene en cuenta la pandemia ya que fue elaborado en enero».

«Por lo que no responde a las necesidades de Jerez, a la vez que recorta en empleo un 12%, destinando solo un 1,6 del presupuesto al asunto más importante», señalan desde el PP de Jerez.

Igualmente, Jaime Espinar, matiza que recorta en empleo pero «para los jerezanos, porque el Presupuesto bien que aumenta el gasto para el empleo de los socialistas al prever una subida de la partida para altos cargos del Gobierno de Mamen Sánchez y para asesores, duplicando el gasto de años anteriores. Incluyendo incluso el acuerdo de Junta de Gobierno que el juez declaró nulo y cuya sentencia se niega a cumplir Mamen Sánchez».

«Las cuentas de PSOE, Adelante y Ganemos suben hasta 11 los asesores para el PSOE mientras se niega a contemplar el pago de la paga extra de 2012 pendiente a los funcionarios municipales». El PP defiende su no al Presupuesto en los recortes de Mamen Sánchez tanto en seguridad, como en inversión en distritos, la zona rural o en medio ambiente o cultura.

Los populares afirman que «estos recortes son aún más llamativos cuando en lugar de suponer una rebaja de la deuda, al contrario, el PSOE de Mamen Sánchez contempla un aumento de deuda con los bancos; se triplica el periodo medio de pago y se triplica el endeudamiento permitido; llegando a ser el tercer ayuntamiento más moroso de España y con un informe de Hacienda que dice que Mamen Sánchez no ha hecho nada por contener el Plazo de pago a proveedores sino que lo ha ido aumentando cada año.

Y todo esto «tras el bochorno de Mamen Sánchez de verse obligada a tener que repetir un Pleno tan importante por saltarse la Ley y vulnerar los derechos fundamentales de los concejales del PP y su miedo a una nueva sentencia en contra».