La unidad de nutrición clínica y dietética del Hospital de Valme de Sevilla ha recibido dos galardones durante la edición virtual del 35 Congreso de la Sociedad Española de Nutrición Clínica y Metabolismo (Senpe), concretamente, los premios al Mejor Caso Clínico y a la Mejor Comunicación presentada por una dietista-nutricionista.

Perteneciente al servicio de Endocrinología, esta unidad clínica tiene como función coordinar la nutrición enteral y parenteral de los pacientes junto a la alimentación del hospital, supervisando el trabajo desarrollado por los dietistas de la cocina del centro, según detalla en una nota de prensa la dirección-gerencia del hospital.

Dirigidos por José Antonio Irles, profesionales de dicha unidad han presentado en este foro científico dos trabajos de notable interés, cuya calidad ha sido refrendada con ambas distinciones.

Por un lado, el premio al Mejor Caso Clínico valora la excelente documentación de un caso complejo de una paciente mayor, con patología oncológica y varios años de evolución, describiendo el proceso de adaptación de la pauta nutricional a las diferentes situaciones clínicas de la paciente y el control de su estado nutricional.

Diagnosticada de una enfermedad hematológica de carácter oncológico, esta paciente tiene que ser intervenida quirúrgicamente por una complicación intestinal, precisando nutrición enteral en domicilio tras recibir el alta.

«Gran complejidad» del caso tratado 

La siguiente complicación grave sobreviene por un ictus y un fallo renal, requiriendo hospitalización y nutrición por sonda justificada por la disfagia. Sin embargo, tras cuatro años de evolución con diversas complicaciones y pérdida de peso muy pronunciada, el tratamiento nutricional llevado a cabo ha tenido como resultado el control, buena calidad de vida y la aceptable situación clínica/nutricional de la paciente.

Al respecto, José Antonio Irles destaca la «gran complejidad» del caso tratado, dado que «se asocia la edad avanzada de la paciente con su enfermedad oncológica, pluripatológica y el fallo intestinal abocado a una ileostomía». No obstante, «hemos logrado el mantenimiento aceptable de la paciente durante varios años con nutrición enteral domiciliaria mediante fórmula específica para intolerancia intestinal», reseña.

Premio a la mejor comunicación 

El otro galardón obtenido por el Hospital de Valme es el Premio a la Mejor Comunicación presentada por Estefanía Jiménez, dietista-nutricionista de esta unidad clínica. Se centra en el estudio sobre el efecto de la inmunonutrición en pacientes con tumor maligno del tracto digestivo superior. «Una línea de investigación innovadora orientada a determinar el efecto de la aplicación de la fórmula inmunomoduladora en el proceso perioperatorio de estos tumores», resume la dirección del hospital.

La inmunonutrición es la ciencia encargada de estudiar la relación entre los nutrientes y la inmunidad de nuestro cuerpo. Es decir, los objetivos de la inmunonutrición son, entre otros, conocer y estudiar los marcadores inmunológicos asociados al estado nutricional.

Así como, entender como distintos compuestos presentes en los alimentos influyen en la respuesta inmune que desarrolla el cuerpo frente a virus, bacterias, alérgenos, toxinas, células malignas y otros.

Desde la unidad de nutrición del Hospital de Valme se ha desarrollado este estudio con la participación de 43 pacientes intervenidos de cirugía oncológica de tracto digestivo superior, un colectivo que presenta un riesgo nutricional elevado valorado por pérdida de peso al diagnóstico de la enfermedad, lo cual justificaría el uso de suplementación nutricional.

Al respecto, los resultados muestran una tendencia a la reducción de complicaciones tras el alta. Por esta razón, el grupo investigador propone tras este estudio preliminar dar continuidad a la línea iniciada con la ampliación de pacientes.