El Ayuntamiento ha procedido este martes 22 de septiembre a la peatonalización de la Plaza de la Encarnación, junto a la Catedral. Todo ello con el «objeto de mejorar la accesibilidad peatonal y poner en valor este enclave del centro histórico y su entorno monumental»; así lo ha señalado la alcaldesa, Mamen Sánchez.

Ella ha asistido junto a miembros de su Gobierno a la puesta en marcha de esta medida en el marco de la Semana Europea de la Movilidad.

Han estado presentes junto a la alcaldesa el teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz; el delegado de Movilidad, Rubén Pérez; así como el presidente y vicepresidente de González Byass, Mauricio González-Gordon y Pedro Revuelta; y el vicario de Pastoral del Obispado, Luis Piñero Carrasco; además de técnicos de la Delegación de Movilidad.

La peatonalización de esta plaza conlleva su cierre de forma permanente al tráfico y al estacionamiento de vehículos. Mamen Sánchez ha subrayado la importancia de este enclave emblemático del centro histórico al ser una zona de tránsito de muchos visitantes debido a su emplazamiento, en el entorno de algunos de los lugares turísticos más representantivos de la ciudad.

En palabras de Mamen Sánchez, esta iniciativa «forma parte de las actuaciones que venimos realizando en el centro histórico y tiene como objeto relanzar el turismo de toda esta zona».

Desde el Ayuntamiento consideran que esa zona constituye el verdadero núcleo de entrada al turismo de Jerez. «Aquí confluyen elementos como la Catedral, la bodega o El Alcázar», señala la regidora. Eso «supone el punto de unión de las tres rutas que conforman el proyecto de Iluminación Singular, que confluirán en este mismo punto”.

Asimismo, la alcaldesa ha avanzado que la peatonalización de la plaza de la Encarnación conllevará además actuaciones de adaptación, reforma y mejoras varias al objeto de adecuarla a su nuevo uso.

Plan Integral del centro histórico

En relación a las medidas puestas en marcha, Mamen Sánchez ha señalado que “forman parte del sentido que queremos darle al centro histórico”. Para ello se está avanzando en la redacción de un documento de plan integral del centro histórico. Dicho plan «incluirá acciones relacionadas con todos los ámbitos, no sólo el urbanístico. Esperamos que a finales de octubre podamos someterlo al debate de la ciudadanía».

También se ha realizado este martes, entre las 10 y las 12 horas, una prueba de zona limitada al tráfico en el eje del Arroyo, permitiendo sólo el paso a residentes y usuarios del centro de salud.

Esta iniciativa, como ha explicado la alcaldesa, ha supuesto una prueba puntual de limitación del tráfico rodado de cara al futuro proyecto de intervención en este eje viario, subvencionado con fondos ITI. Entre los objetivos de ese plan figura el de favorecer el tránsito peatonal -permitiendo el acceso a residentes y al centro de salud-; para contribuir a una movilidad más accesible que redunde en la actividad turística, comercial y hostelera de la zona.