Los sueldos de los militares «se pueden incrementar» pero ahora «es difícil»

Sobre los militares de 45 años, Robles defiende que salgan con un título de FP y que tengan preferencia en determinadas plazas

La ministra de Defensa, Margarita Robles, está de acuerdo en estudiar la reclamación de las asociaciones de militares de aumentar las retribuciones de los militares, una partida que «se puede incrementar», aunque ha reconocido que los próximos Presupuestos Generales del Estado serán «difíciles».

En una entrevista concedida a Europa Press, Robles ha explicado que la decisión de subir o no los sueldos a los efectivos de las Fuerzas Armadas es en todo caso «una decisión que le corresponde al Ministerio de Hacienda», que es quien elabora los Presupuestos.

En respuesta al anuncio que han realizado cuatro asociaciones militares de convocar una manifestación en septiembre para pedir una mejora en las retribuciones, la ministra ha afirmado que estas reclamaciones son el motivo por el que las próximas cuentas públicas tengan en cuenta sobre todo las políticas de Estado.

«Es importante que nuestros Presupuestos tengan una política de Estado importante, que se valoren reclamaciones como las que realizan las asociaciones militares. Es verdad que las retribuciones de los militares se pueden incrementar, pero también es verdad que son unos Presupuestos difíciles y es el momento de la solidaridad de todos», ha dicho.

Anteponen la entrega al sueldo

Robles ha ensalzado la labor de los militares como servidores públicos, «siempre anteponiendo sus valores de defensa de los ciudadanos, de entrega a los demás, a reclamaciones de tipo salarial», por lo que se ha mostrado «especialmente agradecida y muy orgullosa de ellos».

En cuanto a las soluciones para los soldados que a los 45 años tienen que abandonar las Fuerzas Armadas al cumplir su período de compromiso, Robles ha recordado que el departamento que dirige ya tiene «todo dispuesto» para que salgan con un título de Formación Profesional de grado medio que les permita poder incorporarse a la vida laboral».

La reincorporación, una prioridad

«Es muy importante que todo el mundo salga con una formación profesional, que esa FP de grado medio les permita reincorporarse a la vida ordinaria. No todas las personas que están en el Ejército con 45 años quieren continuar; muchos quieren continuar, pero muchos otros no quieren. Tanto unos como otros, lo importante es que salgan con la formación adecuada», ha explicado.

Al mismo tiempo, Robles ha remarcado, el ministerio está «llegando a convenios con distintas instituciones y organismos para que las personas que han servido en las Fuerzas Armadas puedan tener una preferencia a la hora de ocupar determinados destinos».