Osuna prohíbe la práctica del botellón 

En el bando municipal se especifica que la práctica del botellón «puede presentar riesgo» para la propagación del Covid-19

El Ayuntamiento de Osuna (Sevilla), gobernado por Rosario Andújar (PSOE), ha emitido un bando anunciado su decisión de «prohibir la práctica del botellón» en las calles, plazas y parques del municipio, de unos 17.000 habitantes, por los «riesgos» implícitos ante la propagación del coronavirus Covid-19, toda vez que la ley autonómica en la materia ya prohíbe dicha práctica salvo en los lugares específicos donde sí lo permita el consistorio de cada localidad.

En el bando, recogido por Europa Press, la alcaldesa invoca la Ley autonómica 7/2006, que de por sí ya prohíbe «la permanencia y concentración de personas que se encuentren consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana fuera de las zonas del término municipal que el ayuntamiento (de cada municipio) haya establecido como permitidas».

«Se entiende por actividad de ocio toda distracción que consista en la permanencia y concentración de personas en espacios abiertos del término municipal, que se reúnan para mantener relaciones sociales entre ellas, mediante el consumo de bebidas de cualquier tipo», especifica dicha ley.

En ese contexto, en el bando municipal se especifica la práctica del botellón «puede presentar riesgo» para la propagación del Covid-19 porque «supone una aglomeración incontrolada de personas y ausencia o relajación de las medidas de seguridad y de distancia personal», por lo que prohíbe dicha actividad, –ya prohibida por la norma autonómica salvo en los lugares donde cada ayuntamiento lo permitiese–, «por los riesgos que supone para la salud pública».