La Junta aprueba 19 expedientes para la conservación del patrimonio cultural 

8 expedientes corresponden a Sevilla y 11 a la provincia, concretamente a las poblaciones de Estepa, Lebrija, Osuna, Santiponce y Utrera

La Comisión Provincial de Patrimonio, en la sesión celebrada este miércoles bajo la presidencia de la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Susana Cayuelas, ha dado cuenta de un total de 19 expedientes de interés para la conservación del patrimonio cultural y artístico, de los cuales 8 corresponden a Sevilla y 11 a la provincia, concretamente a las poblaciones de Estepa, Lebrija, Osuna, Santiponce y Utrera.

Así, la Comisión Provincial de Patrimonio ha valorado positivamente el anteproyecto de ampliación del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo en el Pabellón del siglo XV de la Espo´92, ubicado en el recinto del monasterio de Santa María de las Cuevas, de Sevilla, promovido por el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

El documento, aún sin visar, propone la adecuación del antiguo pabellón de la Expo´92 a espacio expositivo y de almacenaje de obras de arte perteneciente al CAAC, con posibilidad de otras funciones complementarias.

El Pabellón del siglo XV cuenta con partes diferenciadas que el proyecto denomina edificio uno, el de mayor volumen, dos, entre éste y el patio de naranjos y tres, el antiguo acceso. La propuesta de rehabilitación comprende la adecuación física y funcional de los edificios 1 y 2 para adaptarlos a los usos contemplados en el programa de necesidades: se propone una ampliación de la superficie capaz dar respuesta a las necesidades funcionales del nuevo programa reutilizando sus volúmenes al tiempo que sustituye la imagen del edificio mediante el empleo de un lenguaje diferente. Ello supone una mejora del recinto por cuanto se acondiciona un espacio degradado sin grandes interferencias en lo preexistente.

También en Sevilla capital, la Comisión de Patrimonio ha aprobado el proyecto de conservación de los bienes muebles de la iglesia del Convento de Santa Clara. Este proyecto responde a la intención de la Archidiócesis de acometer una intervención de conservación y puesta en valor de los bienes muebles de la iglesia del Convento de Santa Clara, pieza singular y elemento articulador por su uso cultural y turístico anexo al conjunto cultural denominado “Espacio Santa Clara”, y que pone el broche final para la recuperación total del antiguo convento y la puesta en valor del conjunto.

Desde la clausura del convento, la Archidiócesis puso las esculturas, los retablos y otras piezas artísticas susceptibles de ser transportadas, a resguardo en unas dependencias de la casa sacerdotal, colindante con el convento, entra las que cabe destacar las esculturas de Santa Clara, Santa Inés, Santa María Magdalena, San Pedro, San Pablo, San Buenaventura, San Antonio, la Virgen del Rosario, los cuatro ángeles lampadarios, el relieve del Nacimiento de Jesús perteneciente al retablo mayor, y el relieve de Santa Clara ubicado en la pared derecha del presbiterio. Estas piezas se encontraban en unas cajas estancas de transporte, que ya han sido retiradas.

Así mismo, los retablos han estado protegidos in situ mediante el uso de una manta de geotextil para resguardarlos del polvo, pero el deterioro que ya presentaban previo a las protecciones aún es patente, y en algunos casos se ha agravado debido al envejecimiento natural de sus materiales.

Este proyecto contempla intervenir en las siguientes obras: retablo mayor y retablos laterales, ambos de Juan Martínez Montañés, el artesonado general, la sillería del coro y la sillería de los pies de la iglesia (coro bajo).

Entre las patologías más reseñables que se han observado en el conjunto de las obras, destaca el deterioro general por falta de mantenimiento, la acumulación de polvo y depósitos naturales, pérdidas volumétricas, pérdidas de materia en soporte, preparación y capa pictórica; grietas o fisuras en la superficie y barnices o pinturas aplicados en época contemporánea, entre otras.

En la provincia, en Santiponce, la Comisión de Patrimonio ha decidido informar favorablemente el proyecto de restauración de los revestimientos murales del criptopórtico de la Casa de la Exedra en el Conjunto Arqueológico de Itálica.

La iniciativa, promovida por la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía, contempla la restauración de los estucos conservados en el criptopórtico (corredor cubierto semisubterráneo destinado a la circulación o al almacenamiento) de la mencionada edificación, una de las construcciones más identificativas del barrio adrianeo de Itálica.

En ellos se han detectado importantes desprendimientos por su ubicación a la interperie, y se han constatado que los morteros que fijan los paños al muro presentan un alarmante estado de disgregación, con riesgo por tanto de desprendimiento y pérdida.

También en Itálica, la Comisión de Patrimonio ha aprobado una intervención en el estanque del Traianeum. El templo de Trajano de Itálica, también denominado Traianeum, fue erigido por orden del emperador Adriano en honor de su tío Trajano, en la nova urbs (ciudad nueva), en el extremo de una plaza porticada.

El estanque, que mide 17,5 x 2,6 x 1,2 mts., se encuentra en el lateral oeste del Traianeum y cuenta con la práctica totalidad de tres de sus caras, pues falta la orientada al oeste. Su estado de conservación es deficiente, pues está totalmente fragmentado y con grandes bloques de los muros desplazados.

El motivo principal de esta restauración es acabar con su precario estado de conservación y otorgarle una apariencia que facilite su comprensión al visitante ya que se trata de uno de los pocos elementos originales del edificio conservado in situ.

Por último, destacamos que la Comisión Provincial de Patrimonio ha informado favorablemente el proyecto de instalación provisional y temporal para la ejecución de las actividades de la programación de verano 2020 a realizar en el Patio de Armas del Castillo de Utrera durante los meses de julio y agosto de 2020.

De la documentación presentada se desprende que las actividades a desarrollar tendrán una mínima o nula incidencia en la conservación de Castillo. Aún así, la Comisión insta al Ayuntamiento de Utrera a que vigile y garantice la protección del patrimonio histórico a fin de que no se afecte a ninguno de sus elementos, además del debido cumplimiento de cuantas condiciones técnicas de seguridad quedan especificadas en el proyecto informado favorablemente.