Investigan a una persona por poseer más de una docena de serpientes en Almería

La Guardia Civil ha intervenido una serie de reptiles que destacan especialmente por su potencial peligrosidad por la toxicidad de su veneno

La Guardia Civil ha intervenido en Roquetas de mar (Almería) más de una docena de serpientes y otros reptiles, varios de ellos protegidos y otros potencialmente peligrosos por la toxicidad de su veneno, toda vez que han investigado a una persona por delito relativo a la protección de la flora y fauna.

En concreto, según explica la Comandancia en una nota, se han localizado dos pitones albinas adultas y cinco crías, un varano, dos geckos y varias crías, un crótalo diamante occidental –cascabel diamantina–, una serpiente de escalera, una cobra naja naja, una cobra naja haje y una víbora hocicuda.

Varias de las serpientes están consideradas animales potencialmente peligrosos, debido a la altísima toxicidad de sus venenos que inyectan de forma fisiológica en cantidades suficientes como para provocar la muerte de sus víctimas.

En el caso de las cobras, su destreza y rapidez de movimientos complica su manejo y contención, por lo que los agentes debieron extremar las medidas de precaución al hacerse con ellas.

Como resultado de la operación se investiga a una persona por delito relativo a la protección de la flora y fauna y se intervienen más de una docena de serpientes y otros reptiles. Las diligencias han quedado a disposición de los juzgados de Roquetas de Mar.